Estado

Adeudan $20 millones a arrendadora de patrullas

Realizó Estado pago de 8 mdp; hay compromiso de empresa para no inmovilizar unidades

Omar Morales / El Diario / Vehículo de la Estatal es remolcado por una grúa

Miguel Silva
El Diario

viernes, 11 junio 2021 | 06:00

Chihuahua– Una deuda de 20 millones de pesos  mantiene el Estado con la empresa arrendadora de vehículos Casanova Vallejo S.A. De C.V., la cual fue contratada para la renta de camionetas para la Agencia Estatal de Investigación (AEI), así como la Policía Estatal, y que, debido al adeudo, el pasado primero de junio se inmovilizaron vía satelital.

Arturo Fuentes Vélez, secretario de Hacienda, aseguró que luego de esto se realizó un pago de 8 mdp y la empresa se comprometió a no inmovilizar de nuevo los vehículos que están asignados a tareas de seguridad, y en lo que resta de la administración se buscará liquidar el adeudo. 

En aquella ocasión, alrededor de 300 vehículos tanto de la AEI como de la Policía Estatal quedaron inmovilizados y muchos tuvieron que ser remolcados debido a que se quedaron en la vía pública, mientras patrullaban en ciudades como Chihuahua, Juárez y en regiones de la Sierra, donde los agentes quedaron a merced del crimen organizado.

Ayer, el secretario Arturo Fuentes Vélez manifestó que, al momento en que tuvieron conocimiento de esta situación establecieron contacto con la empresa responsable del arrendamiento de las unidades y se logró un acuerdo de pago por la cantidad de 8 mdp, lo que permitió a los vehículos circular de nuevo.

Sin embargo, manifestó que aún persiste un pasivo por alrededor de 20 mdp y el Estado hará un esfuerzo para pagar la mayor cantidad que sea posible antes de que concluya la presente administración, pero reconoció que será complicado liquidarlo en su totalidad.

Expuso que, en el caso de la AEI y de la Policía Estatal, es mejor el arrendamiento de los vehículos, pues dentro del contrato se incluye el mantenimiento de las unidades, a diferencia de cuando son comprados, pues ahí todos los gastos los tiene que hacer el Estado y resultan más costosos. 

Cabe señalar que estas unidades cuentan con un sistema de rastreo satelital vía GPS y al momento en que no se realiza el pago correspondiente, quedan inmovilizadas, pero se tiene el compromiso del proveedor de no volver a aplicarlo.