Estado

Acusa gobernador a AMLO de vengativo y autoritario

Pese a la situación que atraviesa Chihuahua respecto a la pandemia por Covid-19, Javier Corral dejó el estado para acudir a la GOAN

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

domingo, 22 noviembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— En medio de la complicada situación por la que atraviesa el estado con motivo de la pandemia, el gobernador Javier Corral aprovechó los micrófonos durante su participación en la Asamblea de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) realizada en Quintana Roo, para reprochar a la Federación un “abandono” en materia de seguridad, así como hablar del tema electoral de 2021.

Ayer, el gobernador continuó atendiendo su agenda política, mientras que el estado se mantenía en incertidumbre por las restricciones sanitarias que serían implementadas para los próximos días, una vez concluidas las medidas aplicadas del 4 al 19 de noviembre, en donde se limitó el horario de operación de establecimientos hasta las 07:00 p.m. mientras que debían permanecer cerrados durante los fines de semana.

Corral Jurado viajó a Cancún luego de participar el pasado viernes en una sesión de la llamada Alianza Federalista, realizada en Guadalajara, Jalisco, lo que valió las críticas a través de las redes sociales al mostrar muy poca empatía para con los ciudadanos de Chihuahua.

Durante su participación en la asamblea de la GOAN, el mandatario de Chihuahua aprovechó para destacar los resultados de las medidas de restricción aplicadas en las últimas dos semanas, asegurando que habían cumplido su objetivo a corto plazo que era disminuir el número de contagios en la entidad.

Ante la pregunta expresa de los medios de comunicación sobre qué han hecho los gobernadores de Acción Nacional para afrontar la pandemia en sus estados, Corral Jurado aseguró que Chihuahua ha sido una de las entidades que más recursos ha destinado para el combate a la pandemia, suministrando de insumos al personal médico y haciendo un esfuerzo por contar con más espacios para la atención de pacientes Covid-19.

Protestas lo desmienten

Sin embargo, en el último mes, las protestas del personal de Salud de Juárez, Chihuahua, Cuauhtémoc, Delicias, Parral y Jiménez han sido recurrentes para exigir al gobernador y autoridades correspondientes el pago puntual de retroactivos, aguinaldo y otras prestaciones, además de pedir una mejor atención para médicos y enfermeras que han resultado contagiados por Covid-19, así como pruebas suficientes para la detección del virus.

Además, se le preguntó al gobernador sobre las posibles alianzas que podría hacer el PAN para el proceso electoral de 2021, en donde destacó que en la actualidad existen condiciones para la creación de coaliciones entre partidos.

“Hay que reconocer que en el país hay una corriente de opinión muy favorable, lo que está diciendo es que hay una tensión política para que se den coaliciones entre partidos, ante lo que consideran un riesgo y un retroceso político”, dijo.

“En el caso de Acción Nacional, se debe estar abierto a generar las más amplias condiciones electorales, donde las alianzas puedan constar de una voluntad clara”, agregó.

Reprocha a la Federación

Por otra parte, el Ejecutivo estatal aprovechó también el espacio para contestar cuestionamientos sobre el tema de seguridad, en donde reprochó un “abandono” por parte del Gobierno federal hacia las mesas de coordinación en esta materia.

“Es una de las decisiones más preocupantes que se han producido en el gobierno de López Obrador, porque además resulta de un desplante vengativo, autoritario, hacia el pueblo y el Gobierno de Chihuahua”, dijo.

Corral Jurado aseguró que dicha separación que se mantiene con el Gobierno federal “demuestra el momento delicado que vive el país”.

“¿Y qué ha sucedido? Que fue pasando el tiempo y ya no regresaron a la mesa de coordinación, incluso hay una gran presión sobre las fuerzas federales en Chihuahua, en materia de coordinación, hay mucha presión sobre ellas, desde el centro del país, para que no se genere la colaboración necesaria”, advirtió.

Asimismo destacó la reciente controversia constitucional presentada por Gobierno del Estado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) respecto al tema. Dicho quiebre se dio, luego de que el pasado 20 de septiembre, el entonces delegado de programas del Bienestar en Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa denunció en redes sociales su exclusión por parte del gobernador de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, debido a discrepancia de opiniones por el conflicto del agua que se vivía en el estado. 

Ante dicha situación, el mandatario mencionó que la relación con el Gobierno federal seguirá siendo de respeto, coordinación y colaboración, sin embargo, destacó que “cuando se expresan opiniones discrepantes, se tiende a ser linchado.