Estado

Aceptan productores que siguen sin certificar cebolla

Mantiene Estados Unidos alerta tras la aparición de más contagios

Érika González Lozano / El Diario de Chihuahua

martes, 23 noviembre 2021 | 06:00

Tomada de internet

Delicias.— Agricultores de la región centro-sur todavía no han realizado la certificación de la cebolla, mientras que Estados Unidos mantiene la alerta por la aparición de más contagios por un brote de salmonelosis adjudicado al producto chihuahuense. 

Ante dicho panorama, buscarán aprovechar la certificación que el Gobierno federal está ofreciendo a los productores de Chihuahua, informó ayer el presidente del Sistema Producto Cebolla, Efraín Armendáriz Carlos. Agregó que se proyecta sembrar en la región centro-sur del estado de tres a cuatro mil hectáreas de cebolla.

Luego de que el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga, informó que no existe evidencia de presencia de la cepa de Salmonella Oranienburg, causante del brote de infecciones en Estados Unidos, los agricultores aceptaron la asesoría para la certificación.

Se espera que en la región centro sur se cultiven de tres a cuatro mil hectáreas de cebolla, mientras que en total en el estado sean de cinco a seis mil hectáreas, dijo Armendáriz Carlos, luego de confirmar que ya se encuentran en el proceso de trasplante en noviembre para cosechar a finales de abril. 

Mientras los agricultores se asesoran para conseguir la certificación de Senasica, ayer se dio a conocer que se mantiene la alerta en el país vecino por las más de 182 personas hospitalizadas, y 892 reportadas enfermas, a causa del consumo de cebollas que aseguran son mexicanas, y que han sido identificadas como la fuente de un brote de salmonelosis.

Lo anterior fue informado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) del país vecino, provocando incertidumbre entre los productores locales.

Cabe mencionar que luego de las verificaciones del Servicio Nacional de Sanidad en Chihuahua, se estableció un plan de trabajo con la finalidad de ofrecer a los consumidores nacionales e internacionales más garantías sobre la inocuidad de estos vegetales. 

Efraín Armendáriz explicó que la mayoría de los productores de cebolla ya tiene su plan de siembra, y a pesar de la falta de agua de alguna manera se las arreglan con un pozo, un tajo, o bien, en algunos módulos cuentan con pozos que les autorizan regar mientras llega la dotación de la presa.

Indicó que no es un cultivo tan predecible para saber cuánto se va a plantar exactamente, pues depende mucho de la situación económica del productor, “y si realmente tiene con que entrarle porque es un cultivo caro”, expresó.

Respecto a la certificación, señaló que es de suma importancia aprovechar la asesoría de la Federación: “yo siento que es dejarnos apoyar, es algo que no es nada más para las cebollas, pues servirá para todas las hortalizas y tenemos que entrarle y dejarnos ayudar ahorita que la autoridad esta haciendo ese tipo de apoyo”. 

close
search