PUBLICIDAD

Estado

'Cambiaba de vehículos muy seguido'

Abogado actuaba con mucha cautela: vecinos

El juez, Agustín Saláis Ortiz desechó los delitos de feminicidio y violación en grado de tentativa

Alejandra Sánchez
El Diario de Chihuahua

viernes, 22 septiembre 2023 | 12:48

Archivo / El Diario | Vivienda en la que presuntamente torturó a su pareja

PUBLICIDAD

Chihuahua.- La vivienda donde el abogado, Javier R. B., retuvo y torturó a su pareja durante siete días, se encuentra ubicada en la colonia Cordilleras, a un costado del Campos II de la UACH, donde algunos vecinos sólo pudieron percaterse de que el sujeto actuaba con mucha cautela siempre que salía de su casa e incluso cambiaba constantemente de vehículos.

El pasado viernes, el juez Agustín Saláis Ortiz desechó los delitos de feminicidio y violación en grado de tentativa formulados en contra el abogado, ante lo que el fiscal general del Estado, César Jauregui Moreno, dijo no estar de acuerdo en la decisión que tomó el juzgador.

Personal de esta casa editora acudió a la vivienda ubicada en la colonia Cordilleras, en donde ocurrieron los hechos; la vivienda es de color blanco con tonalidades grises y una palmera al exterior, afuera también hay un vehículo de la línea Mazda con placas de Chihuahua, que en su interior tiene propaganda de Morena, partido al que apoyaba como asesor del diputado Óscar Avitia.

Al cuestionarle a una de las vecinas, quien por seguridad prefirió omitir su nombre, dijo que cuando Javier Arturo R.B. salía de su casa volteaba para muchos lados y cambiaba de vehículos de manera constante. Además, confirmó que ministeriales acudieron al domicilio la semana pasada pero que desconocía por qué.

“Veíamos que cuando él salía volteaba para muchos lados y cambiaba de vehículos muy seguido; la semana pasada sí vinieron los Ministeriales pero no supe por qué, hasta hoy”, dijo la entrevistada.

La casa no tenía sellos, esto debido a que con anterioridad elementos de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM), ya habían cateado la vivienda y sacado lo que necesitaban para la integración de la carpeta de investigación.

OBLIGACIÓN DE FGE APELAR RESOLUCIÓN DEL JUEZ: JAÚREGUI

“Nosotros apelamos cuando no se nos concede, e inclusive, es una obligación del Ministerio Público; desde luego que no estamos de acuerdo y por eso solicitamos que se vinculara por los delitos que venían establecidos en la solicitud de vinculación presentada”, externó el titular de la FGE, César Jáuregui.

En ese mismo sentido, Jauregui Moreno expresó que no siempre están de acuerdo con la decisión de los jueces pero que ellos tampoco van a criticar a otro poder.

“Respetar las decisiones del poder judicial es un elemento importantísimo para poder vivir en una democracia; lo que sí es que este tipo de decisiones que toman los jueces nos obligan es a ser cada vez más cuidadosos, más limpios en nuestro trabajo, más escrupulosos en la decisión de nuestros escritos y la verdad es que casi siempre tenemos éxito. No es la norma que nos estén bateando; sí ocurre pero es una excepción y estamos en constante comunicación con el tribunal”, refirió.

Javier Arturo R.B., fue acusado haberle fracturado el dedo meñique y la nariz a su pareja con unas pinzas, además de haberla lastimado en zonas erógenas, pasarle un cúter por todo el cuerpo, quemarla con agua caliente y dejarla sin comer, tomar agua ni ir al baño durante todo ese tiempo.

En un inicio, al presunto responsable se le formuló imputación por secuestro, violencia familiar, lesiones, tentativa de feminicidio y tentativa de violación, sin embargo, el pasado martes, el juzgador dejó de lado esos dos últimos delitos haciendo énfasis en que “si Javier Arturo la hubiera querido matar lo habría hecho”.

De acuerdo con la narrativa de los hechos, además de las violencias anteriormente mencionadas, el presunto agresor también le hizo cortes de la cabeza a los pies a la víctima y ponía música a todo volumen para que los vecinos no se percataran del hecho.

Asimismo, el Ministerio Público señaló que el individuo le instalaba aplicaciones a la mujer con la finalidad de siempre saber en dónde estaba y para que ella no se fugara cuando él salía de la vivienda en la que la tenía.

Tras siete días de estar prácticamente secuestrada, una familiar de la afectada acudió a buscarla al domicilio de la colonia Cordilleras donde encontró a la víctima en estado grave y la ayudó a huir del lugar.

De acuerdo con las investigaciones a cargo de la Unidad de Violencia Familiar y Delitos contra la familia, Javier ejerció violencia familiar contra su pareja en febrero del año en curso y fue del primero al ocho de septiembre de 2023 cuando la mantuvo cautiva y donde la agredió de manera física, psicológica, sexual y patrimonial.

Por este caso, el juez Agustín Salais Ortíz fijó cuatro meses de plazo para el cierre de la investigación.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search