Estado

'Abandonaron a los niños de la Sierra'

Desde 2018 se detectaron altos índices de desnutrición infantil

Salud Ochoa/El Diario

sábado, 02 octubre 2021 | 16:38

El Diario de Chihuahua

Chihuahua.- Las niñas y niños de la Sierra Tarahumara fueron abandonados por el gobierno estatal ya que, desde 2018 se tenía un diagnóstico en torno a las condiciones de desnutrición en las que se encontraban. Sin embargo, aunque se implementó un programa piloto, solo pesaron y midieron a 48 menores de edad y de esos, el 25 por ciento tenía algún grado de desnutrición. Ninguno recibió apoyo ni tratamiento médico.

Según informes de la Asociación Civil “Alianza Sierra Madre A.C”, el diagnóstico incluía la a las mujeres embarazadas que estaban muriendo por falta de atención médica.

“Somos una organización no gubernamental que trabaja con comunidades de los pueblos ódami y rarámuri del municipio de Guadalupe y Calvo. En el 2018 elaboramos un diagnóstico sobre muerte materna en la comunidad de Chóreachi (Pino Gordo), el cual demostró que en dicha comunidad las mujeres fallecían durante el embarazo parto y puerperio, sin tener acceso a ningún servicio de salud, al atender esta problemática se encontró un problema de mayor magnitud: altos índices de desnutrición severa y moderada de las niñas y los niños”, indicó.

Sierra Madre explicó que fue en noviembre de 2018 cuando se presentó el diagnóstico y una propuesta de atención a la salud, diseñada con los miembros de la comunidad de Choréachi, al entonces Secretario de Salud del Estado de Chihuahua, Dr. Jesús Enrique Grajeda Herrera (DEP). A partir de entonces se implementó el programa piloto de la estrategia intersectorial “Chihuahua Crece Contigo” en coordinación con el titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Víctor Quintana Silveira en la comunidad.

“Con esto se buscaba la conformación de equipos de promotoría comunitaria cuyos integrantes, fueran capaces de realizar visitas domiciliarias para monitorear el crecimiento y desarrollo de las niñas y niños que transitaran por la primera infancia, promoviendo la vinculación efectiva entre agentes institucionales de los servicios de salud para la resolución de las problemáticas así identificadas”, dijo.

Agregó que la primera fase del programa se realizó con apoyo de ASMAC, junto con las autoridades de Choréachi, se hizo una subdivisión del territorio comunitario de 32 mil 500 hectáreas en cinco zonas y se nombraron a una promotora o promotor comunitario de salud como las personas responsables de visitar los hogares (ranchos) para la identificación y seguimiento de las mujeres embarazadas y de los niños y niñas menores de 5 años que en ellos habitaran.

“Durante ese año las acciones institucionales para el control y seguimiento de la nutrición y crecimiento de las niñas y niños menores de 5 años habían alcanzado una cobertura de apenas la tercera parte de su población objetivo. En cifras claras, se habían pesado y medido a tan solo 48 niñas y niños y entre éstos el 25 por ciento presentaba señales de vivir con algún grado de desnutrición, sin que por ello recibieran tratamiento alguno”.

Tras el cambio del titular de la Secretaría de Desarrollo Social, aseguró,  el programa sufrió un drástico recorte de presupuesto y se limitó a mandar una brigada médica cada mes. Paralelo a ello se inició la construcción de un Centro de Recuperación Nutricional y Albergue Materno (CERENAM) que a la fecha no saben cómo está funcionando.

“Lo que sí sabemos es que las niñas y niños continúan falleciendo por enfermedades adyacentes a la desnutrición, las cuales, dicho sea de paso, serían enfermedades evitables y curables si se garantizara atención médica permanente que desarrollara un programa de Atención Primaria en Salud acorde a las condiciones geográficas de la comunidad de Choréachi”.

Del CERENAM, dijo, saben que no cuenta con un servicio de salud cercano que esté dando seguimiento a las y los menores de edad, desconocen si el nutriólogo se coordina con la brigada de Chihuahua Crece Contigo y con los promotores comunitarios que a la par Alianza Sierra Madre ha capacitado para trabajar con las embarazadas, las niñas y los niños, tampoco saben si da seguimiento a las y los infantes de las diversas rancherías diagnosticados con algún grado de desnutrición.

“Por lo anterior, respetuosa, pero enérgicamente solicitamos:  que todas las fracciones parlamentarias del Congreso del Estado de Chihuahua, convoquen de manera urgente a especialistas, y a sociedad civil que ha trabajado en las comunidades para que entre todas y todos diseñemos una estrategia que nos lleve a implementar una política pública que combata la desnutrición infantil en la comunidad de Choréachi, pero también en otras comunidades y municipios de la Sierra Tarahumara, en los que se ha demostrado tienen un alto índice de desnutrición infantil”, puntualizó.

close
search