Estado

Abandona Federación búsqueda de migrantes

Sólo autoridades estatales continúan con rastreo de los 13 desaparecidos

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 16 octubre 2021 | 10:16

Mientras que 13 familias cumplen hoy tres semanas sin conocer el paradero de los 12 migrantes y del hombre que los guiaba por el desierto chihuahuense hacia Estados Unidos, autoridades federales abandonaron ya los operativos de búsqueda.

Tanto la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) como la Guardia Nacional (GN) y el Instituto Nacional de Migración (INM) dejaron de participar en los rastreos llevados a cabo entre los municipios de Coyame del Sotol y Guadalupe, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

De acuerdo con los familiares, los 13 hombres fueron privados de la libertad la noche del 25 de septiembre en una brecha entre el municipio de Coyame y la comunidad de Lomas de Arena, cuando se dirigían hacia la frontera entre Ojinaga, Chihuahua y Presidio, Texas, con el fin de llegar hasta las ciudades de Dallas y Odessa.

Se trata de los chihuahuenses José Luis Pallares, de 47 años; Javier Ricardo López Rodríguez, de 38; Amador Aguilar Mendoza, de 55; Emmanuel Aguilar Bailón, de 24; Lorenzo Abraham González Mendoza, de 39; Benigno Alberto López Castro, de 36; Luis Carlos Islas Villegas, de 30; Alán Ricardo Salas Torres, de 22, y Daniel Villa Rascón.

También iban en busca del llamado “sueño americano” Elías Girón Mateo, de 31 años, habitante el Estado de México, y Rodolfo Guzmán González, de 32 años, originario de la ciudad de Santiago de Querétaro, así como dos hombres de 33 y 37 años cuyos familiares pidieron reservar la identidad por motivos de seguridad.

Entre el grupo de migrantes se encontraba un adolescente de 14 años, quien narró a los familiares del resto del grupo que fueron interceptados por un convoy integrado por tres camionetas, en las que viajaban hombres armados y encapuchados.

Les dijo que a él también lo subieron, pero al poco tiempo le dijeron “tú vete”, y mientras huía escuchó disparos, pero él siguió caminando en medio del desierto hasta que fue detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza, quienes lo expulsaron a México a través de la frontera El Paso-Juárez.

Al enterarse, los familiares de las víctimas comenzaron a denunciar la desaparición de los migrantes y del ‘coyote’ ante las fiscalías de Chihuahua, Querétaro y el Estado de México a partir del viernes primero de octubre, sin embargo, 21 días después, siguen sin ser localizados.

“No nos dicen nada, sólo que no los han encontrado”, lamentó ayer el familiar de uno de los chihuahuenses desaparecidos, mientras que la FGE informó que se han realizado tres rastreos, en los que se han encontrado vehículos incinerados, casquillos de bala de diversos calibres y un cadáver calcinado dentro de un vehículo, el cual no ha sido identificado.

Por parte de la Fiscalía General del Estado han participado en los operativos 12 elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones; el coordinador del Ministerio Público y dos peritos de la Comisión Estatal de Búsqueda (CEB); una antropóloga forense, 20 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE), 18 agentes de diversas unidades de la Fiscalía de Distrito Zona Centro, cuatro pilotos de dron de la Zona Centro y un agente del Ministerio Público, informó ayer la autoridad estatal.

De acuerdo con las familias, todos le habían pagado al traficante de personas hasta 4 mil dólares, y le darían 3 mil más al llegar a Estados Unidos, pero al arribar a Coyame del Sotol el hombre les pidió 7 mil pesos más a cada uno, ya que aparentemente el “intermediario” no le había pagado la “cuota” o “derecho de piso” al grupo delictivo que opera en Ojinaga. 

hmartinez@redaccion.diario.com.mx

close
search