Estado

A un año del asesinato, no hay detenidos

El pasado 30 de septiembre se cumplió un año del asesinato de quien fuera alcalde de Temósachic, Carlos Ignacio Beltrán Bencomo

De la Redacción
El Diario

domingo, 03 octubre 2021 | 06:00

Tomada de internet

Chihuahua– El pasado 30 de septiembre se cumplió un año del asesinato de quien fuera alcalde de Temósachic, Carlos Ignacio Beltrán Bencomo, sin que hasta la fecha se haya detenido a ningún responsable de los hechos, confirmó la Fiscalía Occidente a través de su oficina de Comunicación Social. 

Esto a pesar de que tras su desaparición y muerte, la Fiscalía General del Estado aseguró que se tenía identificados a los presuntos responsables y que se contaba ya con órdenes de aprehensión.

Beltrán Bencomo fue encontrado sin vida la mañana del miércoles 30 de septiembre de 2020 en una comunidad de Guerrero, luego de que dos días antes un grupo armado lo privara de la libertad, según reportes de la Fiscalía. 

De acuerdo con las primeras indagatorias, los hechos ocurrieron alrededor de las 22:00 horas, cuando un grupo armado arribó al municipio de Temósachic y se llevó por la fuerza al alcalde, obligándolo a subir a un vehículo. Posteriormente la FGE informó que Carlos Ignacio Beltrán fue localizado sin vida con heridas producidas por arma de fuego en la cabeza. 

Beltrán Bencomo tenía en ese momento 57 años de edad y la Fiscalía oficializó como fecha de desaparición el 28 de septiembre a las 23:00 horas. Trascendió que sujetos armados se lo llevaron en un vehículo de las afueras de la Presidencia municipal.

El 5 de octubre de ese año –apenas una semana después de la desa-parición de Beltrán Bencomo–, la Fiscalía a través de su entonces titular César Peniche, dijo tener identificadas a las personas responsables de los hechos. Aseguró que tenían “nombres y datos” de los agresores, contra quienes ya se habían solicitado órdenes de aprehensión. Dijo que se dispuso de un operativo en la región de Occidente para la captura de los homicidas pero no se tuvo resultado alguno.

A su vez, el exdirector de la Agencia Estatal de Investigación, Álvaro Serrano, habló sobre un supuesto despliegue de un grupo de 50 elementos de esa institución, que apoyados con las Fuerzas Rurales de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, trataban de ubicar a los asesinos del exalcalde de Temósachic. Aseguró incluso que se apoyaban con un dron para revisar sitios donde podía encontrarse dicho grupo de la delincuencia organizada. Algunos informes mencionaron a un presunto criminal apodado “El Canillas” como el autor del crimen, pero nunca fue detenido. 

Según detalles de la investigación, el exalcalde había tenido un conflicto con un grupo criminal encabezado por Roberto G. M., “el 32” o “el Mudo”, al no aceptar a algunos delincuentes dentro de la corporación municipal y a lo cual había argumentado que “no les tenía miedo”, que sería el motivo por el cual habían cometido el asesinato.

close
search