Vuelve a 'casa'

Después del Grammy, Ángela Aguilar cuenta a El Diario que le hace ilusión venir a cantar a El Paso, la ‘tierra’ de su madre

Cynthia Camacho
El Diario
miércoles, 13 febrero 2019 | 06:00

Para Ángela Aguilar, estar en El Paso es como venir a su segunda casa y tras cautivar en la ceremonia del Grammy del pasado domingo, este 28 de febrero regresará ‘a casa’ para presentar su disco ‘Primero soy Mexicana’.
“Va a ser un show superpadre, voy a estar yo sola por la primera vez ahí. Es un lugar (El Paso) al que le tengo mucho cariño porque mi mamá tiene muchísima familia ahí, básicamente toda la familia de mi mamá es de ahí. Así que yo estoy agradecida con la vida de poder estar en The Plaza Theatre en mi segunda casa”, dijo en entrevista telefónica con El Diario.
La heredera de la dinastía Aguilar se ha presentado anteriormente con su padre y sus hermanos en El Paso, y la última vez fue en el Coliseo de El Paso con el espectáculo ‘Jaripeo Sin Fronteras’ en agosto del 2018.
Sin embargo, el 28 de febrero el Teatro Plaza en El Paso será el escenario para la presentación de su tour en solitario ‘Primero Soy Mexicana’, en el que será acompañada por el mariachi femenil Las Margaritas, de McAllen, Texas.
“Estoy estoy superemocionada, voy a cantar temas que están en mi disco pero también canciones que no están en mi disco, que sólo van a poder escuchar esa vez en vivo y yo creo que eso va a estar muy padre”.
La cantante de 15 años bromeó al preguntarle si habrá cambios de vestuario durante la presentación.
“Obvio que voy a tener cambios de vestuario, casi casi me voy a parecer a J.Lo, bueno, ya quisiera, ¿verdad?”, dijo entre risas.
Como en cada presentación familiar, Ángela vendrá acompañada de su mamá, su equipo de trabajo y de producción–conformado por mujeres en su mayoría– y el mariachi femenil.

¿Y el Grammy?
Ángela y su disco ‘Primero soy Mexicana’ fueron nominados al Grammy en la categoría de Mejor Álbum Regional Mexicano/Texano junto a Luis Miguel, Aída Cuevas, Calibre 50 y Los Texmaniacs.
La balanza se inclinó por Luis Miguel, pero eso no le quita el ánimo a la cantante, consciente de su edad y de que habrá más oportunidades en un futuro.
“La verdad ahora sí como dicen fue un honor ser nominada, tengo 15 años y este es mi primer producto más formal. La verdad con que me hayan tomado en consideración junto a los artistas tan grandes que estaban en esa categoría pues yo feliz de la vida, y pues yo creo que si Dios quiere que no va a ser la única nominación ni la única pérdida, pero a lo mejor sí puedo ganar algún día”.  
Del momento en que compartió escenario y canción con Aída Cuevas y Natalia LaFourcade, recuerda con mucha emoción los ensayos previos con las cantantes.
“Básicamente hablábamos de lo que era nuestra canción, de cómo la íbamos a interpretar, si estábamos emocionadas o no. Natalia me estaba contando que ahorita no está haciendo conciertos, y la señora Aída me estaba dando consejos.
La verdad fue una experiencia superpadre, somos tres generaciones de artistas mexicanas y me parece superpadre porque nos unimos por el amor a México y nos unimos al cantar una canción muy típica”.

‘Muriendo de hambre’
A través de su cuenta de Instagram, circuló un video en el que aparecen ella y su padre Pepe Aguilar, donde tras enterarse que no había resultado ganadora del premio, abandonaron la ceremonia para ir a comer.
“Lo que pasa es que hay dos ceremonias, yo no había desayunado ni comido ese día, había comido cosas ligeras como galletas, así que cuando acabé de cantar fuimos, hicimos la alfombra roja, ¡Y yo me estaba muriendo de hambre!, mis hermanos ya habían comido los gachos, así que pues entramos al lugar y le dije: ‘papá, muero de hambre’, los dos no habíamos comido así que les dijimos a mis hermanos: ustedes quédense a ver el show yo quiero comer algo”.
Sobre el vestido que portó esa noche, Ángela platicó que se trata de un diseño chiapaneco al que le agregó detalles muy suyos como cristales de Swarowsky y crinolinas.

Nueva música
Mientras contestaba las preguntas, Ángela venía de regreso de la escuela en compañía de su mamá. Actualmente cursa el primer grado de preparatoria y confiesa que seguir estudiando es el requerimiento que le hacen sus padres si es que quiere continuar con su carrera artística.
Luego de cumplir las siete fechas que tiene programadas, lo que sigue es la producción de su nuevo disco solista, que estará listo a fines de 2019.
“Ya me están haciendo los arreglos para mis canciones del siguiente disco que estará listo a finales de año.  
Trato de escribir una canción al día para ver si puedo sacar en el siguiente disco algunas que van a ser mías”.
El género seguirá siendo ranchero, con la posibilidad de incluir una versión acústica de una canción de su preferencia.
“Ahorita sé que va a ser puro con mariachi pero son canciones que les van a gustar mucho, algunas ya las conocen, algunas nuevas de mi autoría, inéditas de otros autores y va a estar muy padre”.
La nominada al Grammy sabe el peso que implica en sus hombros la herencia Aguilar, y puntualizó que sin importar qué tan pequeños o grandes son sus logros en la música, su abuela Flor Silvestre se siente muy orgullosa de ella y la alienta a dar siempre la mejor versión de sí misma.