Espectáculos

Vidas paralelas

Viola Davis, quien interpretará a Michelle Obama en la serie ‘First Ladies’, está conectada con la exprimera dama por más que sólo el papel; las dos han hecho historia

Agencias / Michelle es la primera afroamericana en ser primera dama y Viola (izq.) la primera en ganar un premio Emmy a la Mejor Actriz en una Serie Dramática en Televisión

Agencias

viernes, 14 febrero 2020 | 16:53

Los Angeles— Viola Davis va a cambiar la imagen de reputada abogada que luce en ‘Cómo defender a un asesino’ para convertirse en primera dama. La galardonada actriz, de 54 años, encarnará a Michelle Obama en la serie ‘First Ladies’, un drama televisivo del canal por cable Showtime que abordará la vida personal y política de las esposas de los presidentes de los Estados Unidos. La primera temporada estará centrada en tres primeras damas: Eleanor Roosevelt, Betty Ford y Michelle Obama.

 “Honraré y elevaré a estas reinas poderosas con respeto”, escribió la propia Davis en su cuenta de Instagram hace unos días junto a una imagen de sí misma y otra de Obama. La actriz, que en primavera se despide de la serie que la ha encumbrado a la fama con el final de la sexta temporada, no sólo interpretará a la esposa de Barack Obama, sino que también será una de las productoras ejecutivas de una serie que se espera sea todo un éxito.

 “Es un sueño hecho realidad”, ha asegurado Jana Winograde, la presidenta de entretenimiento de Showtime, que considera una suerte “contar con su extraordinario talento para ayudar a lanzar el proyecto”. 

Ponerse en la piel de Michelle Obama puede suponer para Davis un gran reto en su carrera y, a la vez, un enorme regalo porque la actriz que ganó un Oscar en 2017 por ‘Fences’ considera a la exprimera dama un auténtico ejemplo de valentía. Así lo hizo constar en su cuenta de Instagram el pasado 18 de enero cuando felicitó a Michelle Obama por su cumpleaños 56. 

“Feliz cumpleaños a una mujer que personifica la verdadera fuerza”, escribió la intérprete junto a una fotografía en la que aparece abrazada a la esposa de Barack Obama.

Mujeres de un mismo origen

Además de esa fuerza que ambas escenifican en cada una de sus apariciones públicas y televisivas, si algo tienen en común Michelle Obama y Viola Davis es que las dos han hecho historia. Michelle fue la primera mujer afroamericana en ser primera dama y Viola la primera mujer negra en ganar un premio Emmy a la mejor actriz en una serie dramática en televisión. 

Los orígenes de Viola Davis están marcados por la pobreza y la carencia. Michelle Obama, que creció en una familia humilde de Chicago y consiguió ser directiva de un reputado bufete de abogados antes de que su marido despegara en política, tampoco ha sido una primera dama al uso. 

Un activismo que Viola Davis también lleva por bandera. La ganadora de un Oscar, un Globo de Oro, un Bafta y tres SAG, el galardón de los Sindicatos de Actores ha criticado duramente la ausencia de mujeres negras en altos cargos de la industria cinematográfica así como las desigualdades salariales entre actrices blancas y negras. También es una ferviente defensora de la lucha por la igualdad de género. 

En el terreno personal, Viola y Michelle también coinciden. Para ambas la familia es un pilar indiscutible en sus vidas. La exprimera dama dedicó a sus hijas Malia y Sasha, de 21 y 18 años respectivamente, un capítulo importante en sus memorias ‘Becoming’, publicadas hace casi dos años, y en las que reveló que habían nacido por fecundación in vitro tras sufrir un aborto involuntario.  

Una fuerza de la que la actriz puede presumir y, salvo por la gran diferencia de altura —Michelle mide 1.80 metros y Viola 1.65—, no hay duda de que Viola Davis intentará llevar a la perfección un papel que, seguro, hará de ella una nueva primera dama.