Espectáculos

Súper... corruptos

La serie The Boys muestra el lado oscuro y perverso de los superhéroes; llega a México este viernes por Amazon Prime Video

Reforma

Reforma

miércoles, 24 julio 2019 | 08:43

Ciudad de México— Cuando el poder domina al hombre, cualquiera puede cambiarse al lado oscuro... incluidos los superhéroes.

Esa es la reflexión con la que el escritor Garth Ennis y el ilustrador Darick Robertson tiñeron cada viñeta de su hiperviolento cómic The Boys, que este viernes llega a México en formato de serie gracias a Amazon Prime Video.

La historia del show se sitúa en un mundo en el cual los superhumanos aprovechan su fama mundial y su estatus de celebridades para cometer toda clase de aberraciones sin que nadie controle sus actos.

"Lo que me gustó mucho de este mundo es que los superhéroes son personas como cualquier otra, sólo que con poderes. No son perfectas: tienen inseguridades, sufren envidias y nunca dejan de ser humanos.

"La fama y el poder corrompen, en la serie abordamos eso. Si nadie puede controlar a alguien con un poder tan grande, ¿en qué se puede convertir esa persona?", señala el actor Laz Alonso, vía telefónica.

Con referencias soeces a DC y Marvel, conocemos a The Seven, una especie de Liga de la Justicia conformada por Starlight, The Homelander, Queen Maeve, A-Train, The Deep, Black Noir y Translucent.

Cuando no salvan al mundo y las cámaras no los captan, ellos disfrutan alcoholizarse, violar a inocentes, asesinar por gusto y salirse con la suya. Al final, son superhéroes y tienen fama de "buenos", ¿no es así?

"En la historia del mundo lo hemos visto muchas veces, desde la época de las monarquías hasta la política actual: siempre hay mucho poder de un lado, pero nunca existe el balance. Todo en exceso hace daño.

"Los superhéroes son una metáfora de los ejércitos invadiendo países, con omnipotencia. El poder intoxica y por eso siempre debe existir algo que lo mantenga bajo control", reflexiona el actor.

Para eso está Billy Butcher (Karl Urban), un misterioso hombre que reúne a un grupo de enfermizos vigilantes de la CIA con experiencia militar para derrocar a los superhéroes corruptos, sin miedo a jugar sucio.

Ellos son Hughie (Jack Quaid), un nerd cuya novia fue asesinada por A-Train; Frenchie (Tomer Kapon), experto en armas; Mother's Milk (Alonso), compás moral del grupo, y la hiperviolenta Female (Karen Fukuhara).

"En el grupo de The Boys no puedes juzgar un libro por su portada", advierte Alonso.

"Me gustan los personajes porque son totalmente diferentes a cuando lo ves en persona; cuando abren su boca y empiezan a hablar son muy distintos. Físicamente, crees que son de cierta forma, pero nada que ver".

Desarrollado por Eric Kripke, Evan Goldberg y Seth Rogen (responsables de la serie Preacher), el show se filmó en locaciones de Toronto, Canadá, y ha generado una gran expectativa entre los fans.

Esto, en gran parte, gracias a la clasificación R (sólo para adultos) que tiene la trama, la cual promete violencia gráfica, muchos desnudos, sadismo y un sentido del humor muy negro.

"Hay muchas escenas que harán que la gente cierre los ojos y diga '¿cómo es posible que pasen esto en la televisión?'. Todos los episodios tienen algo diferente, tan exagerado que seguro nunca antes lo han visto.

"Esa es la maravilla del show: ni los superhéroes ni nosotros nos tomamos tan a pecho lo que estamos haciendo. Siempre pasa algo ridículo o loco en cada capítulo", dice Alonso.

Te Puede Interesar