Espectáculos

Son calles de Juárez nuevo hogar de 'Don Gato y su Pandilla'

Ricardo ‘Trazo’ Martínez plasmó sobre una superficie de 35 metros de longitud por 4 de altura una escena donde se aprecia a los personajes

Omar Morales / El Diario de Juárez

Pepe Solares
El Diario de Juárez

viernes, 17 abril 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— El 18 de abril de 1962 la televisora estadounidense ABC transmitió el último de los 30 episodios que tuvo la única temporada de la serie animada ‘Top Cat’, conocida en español como ‘Don Gato y su pandilla’.

Popular en el mundo entero, el programa narraba las aventuras de una banda felina que controlaba los callejones de Nueva York y encontraba siempre la manera de evadir la ley.

Casi seis décadas después los ‘pandilleros’ más carismáticos de la pantalla han establecido su nueva residencia en la esquina de las calles Ignacio Mariscal y Donato Guerra, en el Centro de Ciudad Juárez.

Durante las primeras semanas del mes de marzo el artista hidrocálido Ricardo Martínez (35 años), mejor conocido como ‘Trazo’, plasmó sobre una superficie de 35 metros de longitud por 4 de altura una escena donde se aprecia a los personajes de la serie ejecutando con instrumentos improvisados una pieza musical mientras los observa desde la esquina el agente policíaco Matute.

Desde Aguascalientes, el artista urbano concedió a El Diario una entrevista telefónica en la que habló sobre la creación de la pieza y otros aspectos del trabajo artístico que comenzó a desarrollar en sus años de adolescencia.   

“El mural fue solicitado por el área de promoción de la tienda Rayos Sport; antes he trabajado en otras sucursales que tienen en Zacatecas, San Luis y el Estado de México”, comenta Martínez.

La cadena de almacenes especializados en calzado deportivo solicita con frecuencia los servicios de ‘Trazo’ para decorar sus instalaciones, y en esta ocasión le tocó la sucursal ubicada en una de las nuevas plazas construídas en el primer cuadro de la localidad.

Ricardo comenzó a pintar de forma ilegal en las calles de su ciudad a los 12 años de edad, con el tiempo logró acreditarse como artísta urbano y asegura que desde hace 6 ó 7 años se ha convertido en su principal fuente de ingresos. Además de su colaboración para las tiendas Rayos Sport, su obra decora los muros de cafés, bares, restaurantes y escuelas de su entidad y otras ciudades del país.

Refleja el entorno fronterizo

“Al llegar a Juárez no tenía una temática definida, lo que me piden casi siempre es que pinte réplicas del calzado que venden o los logotipos, cosas así, pero en esta ocasión era distinto por el espacio disponible”, detalló.

El mural, realizado con pinturas de aerosol en técnica de grafiti, se localiza a espaldas de la Catedral, en la colonia Bellavista.

El artista comentó que los personajes de la historieta viven en un barrio con características similares a las que tienen las calles cercanas, un estilo de vida que también tiende a desaparecer de las grandes ciudades y que al igual que los clásicos personajes, sólo recuerdan los ciudadanos de las viejas generaciones.

En un total de cuatro días la obra tomó forma y pronto el artista notó que la gente adulta pasaba y se detenía a verla, y de inmediato comezaba a narrar a sus acompañantes más jóvenes la historia de los personajes.

Una caricatura sin igual

Estrenada en septiembre de 1961, ‘Don Gato y su Pandilla’ sólo tuvo una temporada, pero fue suficiente para colocarse en la lista de las caricaturas más populares del siglo XX. Las aventuras de la pandilla gatuna integrada por Don Gato, Cucho, Panza, Demóstenes, Espanto y el entrañable Benito Bodoque se tradujeron a más de 14 idiomas; en México la voz de Bodoque fue doblada por el actor Jorge Arvizu, conocido también por su personaje ‘El Tata’.

La repetición de los episodios originales se prolongó hasta principios de los años ochenta, en 2005 se remasterizaron y se lanzó un estuche conmemorativo en DVD. Los personajes también llegaron al cine en más de dos ocasiones, la primera en 1988 producida por sus creadores originales, los estudios Hannah-Barbera, y después en 2011 y 2014, con filmes coproducidos por estudios de México y Argentina.