Espectáculos

Se vistieron clásicas e inclusivas

Jill Biden eligió un modelo azul cielo mientras que la Vicepresidenta Kamala Harris optó por uno en tono morado, color que refleja poder

Alejandro Vizzuett Díaz/ Agencia Reforma

miércoles, 20 enero 2021 | 17:56

Washington, D.C.— Los conjuntos compuestos por vestido a media pierna combinados con abrigos ligeros por encima son el uniforme no oficial de las funcionarias que acuden a las tomas de posesión en Estados Unidos y, en esta ocasión, este tipo de diseño fue adoptado por la nueva Vicepresidenta Kamala Harris así como la Primera Dama, Jill Biden.

Kamala Harris llegó vestida de morado, un tono que refleja poder y que salió de los talleres de dos diseñadores de color poco conocidos: Christopher John Rogers y Sergio Hudson, quien también vistió a Michelle Obama para esta ocasión.

“La nueva Vicepresidenta está tratando de ser abierta e inclusiva desde su portada de Vogue y sus Converse. Aquí, con este diseño de chicos de color y nuevos en la escena de la moda, está dando un mensaje de inclusión, además de que el color morado siempre ha representado a la realeza y transmite poder y seguridad”, afirma la experta Mónica Bravo.

Por su parte, la Primera Dama Jill Biden se decidió por un modelo similar pero en azul cielo, de una diseñadora de color también poco conocida de Nueva York, llamada Markarian.

“Este color azul pastel cielo va en armonía con su colorimería y significa, además, estabilidad, confianza y trabajo”, explica Bravo.

Ambas damas usaron también sendas mascarillas como un mensaje de conciencia para toda la nación, así como sus clásicos collares de perlas que pusieron un toque femenino a sus atuendos.

El collar de la Vicepresidenta es del diseñador Wilfredo Rosado, quien tiene raíces latinas.

La ex candidata presidencial Hillary Clinton, quien también estuvo presente en al ceremonia, utilizó de igual forma un diseño morado de Ralph Lauren, marca que también fue la elegida por el ahora Presidente Joe Biden.

En contraste la Primera Dama saliente, Melania Trump, lució para su despedida de la Casa Blanca un vestido Chanel y una bolsa Dolce & Gabbana.