Espectáculos

Salta a la eternidad

Considerado un auténtico guitar hero, Eddie Van Halen, virtuoso guitarrista, dios del rock ochentero, muere a los 65 años por cáncer de garganta

Tomada de internet

De la Redacción
El Diario

miércoles, 07 octubre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Redefinió el sonido y las posibilidades de la guitarra eléctrica en los 70 y 80. Hasta ayer, con su último aliento, Eddie Van Halen era considerado el último y auténtico héroe de la guitarra, que representó al estadounidense ideal, y cuya banda de rock, Van Halen, ya pasó a la historia.

Eddie Van Halen murió ayer a los 65 años, por cáncer de garganta. Van Halen fue un niño inmigrante que surgió en Pasadena y tenía un oído privilegiado para el rock pesado y la guitarra. 

Su velocidad e innovaciones con el diapasón inspiraron a una generación de imitadores, la banda que llevaba su nombre escaló al estrellato de MTV y logró ventas que ganaron múltiples premios platino con más de 10 álbumes consecutivos.

En contraste con los opacos y góticos blues de Black Sabbath, o el pagano trueno de Led Zeppelin, la banda Van Halen ofreció un rock pesado muscular en Technicolor.  

El sonido e imagen del grupo fueron reflexiones vívidas de su casa en el sur de California, contando con un destacado guitarrista vestido de colores brillantes y con una amable sonrisa de bienvenida.

“Ed es el tipo de persona que aparece sólo una o dos veces en un siglo. Sólo ha habido un Hendrix y Eddie Van Halen”, comentó Jerry Cantrell, de Alice in Chains, un guitarrista que fue su amigo.  “Ellos dos han sido el eje del mundo”.

Su icónica guitarra, a la que le puso el nombre de Frankenstein, fue elaborada de acuerdo con sus especificaciones personales en 1975, con componentes de otros instrumentos, un cuerpo que costó 50 dólares, un diapasón de 75 dólares, una pastilla del puente y una palanca de trémolo Humbucker. Tenía una superficie de color rojo cruzada frenéticamente con franjas negras y blancas, además de unos reflectores colocados en la parte trasera. Sigue siendo una de las guitarras más reconocidas en el rock n’ roll.

Su hermano mayor, Alex, fue el compañero musical más cercano al guitarrista durante toda la vida; en Roth encontró un colaborador crucial y en algunas ocasiones su némesis, quien logró que el negocio del espectáculo floreciera con el virtuoso guitarrista y alocado científico del metal.

Hasta la salida de Roth, cuando la banda original estaba en el pico de su popularidad en 1985, el dueto encarnó una eterna batalla entre el héroe de la guitarra y su destacado cantante, cada uno lograba una energía hiperkinética, pero no siempre estaban sincronizados.

Después que Roth fue reemplazado por el cantante y guitarrista Sammy Hagar, los sencillos lograron ventas de platino, los álbumes siguieron llegando durante otra década.  

Esa racha ganadora provocó que Van Halen fuera una de las bandas más exitosas en la historia del rock . 

A los 25 años, Van Halen se casó con la famosa actriz de televisión Valerie Bertinelli de 21 años, en una boda celebrada en 1981 rodeada de paparazzi. Una década después tuvieron a su hijo Wolfang, quien al crecer se unió al negocio familiar como bajista en la banda.

La pareja se separó en el 2001 y se divorció en el 2007, debido en parte a que empeoró el abuso de drogas y alcohol del guitarrista, que eventualmente provocó que la banda se desestabilizara.

Edward Lodewijk Van Halen nació el 26 de enero de 1955 en Ámsterdam de un padre danés y una madre indonesia. Su padre, Jan, tocaba el clarinete y el saxofón y viajó por el mundo con su música, pasándole su obsesión a sus hijos Eddie y Alex.

Deja huella en la frontera

“Mi corazón está triste al saber que Eddie Van Halen ha fallecido”, publicó ayer en redes sociales la fronteriza Norma Priscilla Chávez, quien como muchos otros usuarios, recordó con cariño el concierto que ofreció el legendario guitarrista en El Coliseo de El Paso, Texas en 1981.

“Fue mi primer concierto de rock cuando tenía 16 años”, confesó Lety López en Facebook, mientras que Gilbert Monroy compartió el texto “¿Pueden imaginarse que los boletos sólo costaban 10 dólares?”, junto a la lista de canciones que Eddie Van Halen interpretó aquella noche como parte de la presentación de la gira Fair Warning.

‘On Fire’, ‘Sinner’s Swing’, ‘Drum Solo’, ‘Hear About It Later’, ‘Bass Solo’, ‘Dance The Night Away’,  son seis de las 20 piezas que el miércoles 7 de octubre de 1981 tocó el líder de la banda para toda la frontera.

Según el sitio The Concert Database, el músico estuvo por primera vez en la frontera en 1980 en el Civic Center de El Paso. Después, de acuerdo con información de distintas personas en redes sociales, visitó El Coliseo por segunda ocasión en 1982 y tocó en el Don Haskins Center de UTEP el martes 28 de marzo de 1995. (Natalia Piña)