Espectáculos

Revelan supuestas prácticas racistas dentro de Familia Real

De acuerdo con un informe del diario The Guardian, la Familia Real británica ha protagonizado actos sistemáticos de racismo desde hace años

Archivo / Agencia Reforma / Isabel II

Agencia Reforma

lunes, 07 junio 2021 | 14:03

Ciudad de México— El Palacio de Buckingham se enfrentó hace unos días a nuevas acusaciones de supuesta discriminación sistemática contra las personas de color, y con documentación que las respalda, de acuerdo con The Guardian.

El periódico de tendencia izquierdista en Gran Bretaña publicó un informe declarando que los principales cortesanos de la Reina Isabel II prohibieron a los "inmigrantes de color o extranjeros" desempeñar funciones de clero en la casa real hasta en al menos a finales de la década de 1960.

"Los documentos (descubiertos en los Archivos Nacionales del Reino Unido) revelan cómo en 1968, el director financiero de la Reina informó a los funcionarios públicos que: 'no era la práctica nombrar inmigrantes o extranjeros de color' para puestos de oficina en la casa real, aunque se les permitía trabajar como sirvientes domésticos", informó The Guardian.

Durante el mismo periodo, los principales puestos que asesoraban a la monarca recaían principalmente en hombres blancos, de clase alta o aristocráticos, muchos de los cuales eran graduados de Oxbridge, con puestos de alto rango en el ejército.

El periódico también informó que los documentos muestran que en la década de 1970, la Reina y sus asistentes pudieron negociar con funcionarios del gobierno para eximir a la familia real de las leyes que prohíben las prácticas de contratación discriminatorias, que hasta el día de hoy impiden que los empleados reales demanden por presunta discriminación en el trabajo.

The Guardian sugirió que la noticia, la cual surge semanas después de que el Príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle hablaran sobre el supuesto racismo dentro de la realeza británica en una entrevista con Oprah Winfrey, seguramente "reavivaría el debate sobre la Familia Real y la raza".

En aquella charla, el nieto de la reina, de 36 años, y su esposa birracial, de 39 años, afirmaron que ella había sido blanco de racismo en los medios de comunicación y en las redes sociales, y que un miembro de la Familia Real se había "cuestionado seriamente" sobre el color de piel de su bebé, Archie.

La reciente noticia de The Guardian llegó el mismo día en que el Palacio de Buckingham anunció planes para celebrar el Jubileo de Platino de la Reina el próximo año, marcando sus 70 años en el trono, un hito sin precedentes para cualquier monarca británico.

El Palacio emitió una declaración al portal E! News, donde sugiere que las afirmaciones basadas en un "relato de segunda mano de conversaciones de hace más de 50 años" podrían no ser relevantes para las operaciones contemporáneas.

"La Casa Real y la Reina cumplen con las disposiciones de la Ley de Igualdad, en principio y en la práctica", explica el comunicado oficial de Buckingham.

"Esto se refleja en las políticas, procedimientos y prácticas de diversidad, inclusión y dignidad en el trabajo dentro de la Casa Real. Cualquier queja que pueda presentarse en virtud de la Ley sigue un proceso formal que proporciona un medio para escuchar y remediar cualquier queja".