Retratos de una vida

The Polaroid Diaries es el libro con fotos tomada por Linda McCartney durante los años 70 y 80 que documentan la intimidad de la familia del exbeatle Paul

Agencias
viernes, 20 septiembre 2019 | 06:00

Imágenes de Paul McCartney cepillán- dose los dientes, leyendo un cuento a su hijo James o cargando a su hija Mary en hombros, son momentos de la vida cotidiana de la familia del exbeatle que ahora el mundo podrá conocer a través del libro The Polaroid Diaries.

Editada por el sello Taschen, la publica- ción muestra la vida de la familia McCart- ney durante los años 70, 80 y principio de los 90, mediante docenas de fotografías caseras tomadas por Linda con una cáma- ra Polaroid.

Buena parte de las fotos que ilustran las 232 páginas del libro fueron tomadas en High Park Farm, la casa al oeste de Escocia de Linda y Paul McCartney, donde les gustaba pasar tiempo con sus hijos e invitar a amigos, también retratados en estas páginas.
Ekow Eshun, director artístico del Institut of Contemporary Arts de Londres, rememora las veladas en el hogar de la familia, con la cocina revuelta, las sartenes vacías en el fuego, los restos de la cena, todos juntos y cada uno a lo suyo.
Como explica Eshun —que recoge testimonios de familiares y ami- gos de Linda en su introducción—, la fuerza de las imá- genes, y también del libro en su conjunto, reside en que hay una veracidad emocional que pasa a convertir cada fotografía de un docu- mento puramente personal a un indescriptible viaje de padres e hijos como familia.

El británico compara la obra de Linda McCartney —estadounidense y formada en Historia del Arte en la Universidad de Tucson, en su Arizona natal— con la de Cindy Sherman, Hannah Wike, Martha Rosler, una ola de mujeres artistas y feministas de los años 70.

Paul McCartney habla en el libro acerca de las fotografías de Linda. De hecho, él y sus hijos lo presentaron rodeados de amigos como Ringo Starr.

“Simplemente veía cosas”, cuenta el artista británico en la publicación. “Muchas de sus fotos son un simple clic. Ella hacía eso tan a menudo y siempre lograba impresionarme”.

Linda trabajaba con una Polaroid XS-70, modelo de 1972, la misma que usaban artistas como Andy Warhol, David Hockney o Robert Mapplethorpe.

“Lo que me encanta es que como no pusimos las fotos en álbumes o marcos, todavía seguimos encontrándolas”, dice Mary.

De hecho, uno de los miedos de la familia era que los colores de las imágenes se difuminaran o borraran, pero ahí siguen, los McCartney y sus fotos, gracias a Linda.