Espectáculos

Resurge filme 'La vida es bella' como mensaje para proteger a los niños

La cinta sobre un padre que protege a su hijo de los horrores de un campo de concentración es comparada con la situación que enfrentan los padres al hablar a sus hijos sobre el coronavirus

CNN

El Diario de Juárez

martes, 14 abril 2020 | 13:19

Cuando se lanzó "La vida es bella" en 1998, no estaba tan emocionado con la película como muchos otros. Aprecié el tono de la película del director Roberto Benigni sobre un padre que protege a su hijo de los horrores de un campo de concentración.

A riesgo de sonar dramático, he pensado mucho en la película en las últimas semanas, ya que los padres, comprensiblemente nerviosos y preocupados, se han visto obligados a conversar con sus hijos sobre la práctica del distanciamiento social, publicó CNN.

Mantener a los niños en la oscuridad parece imposible en la era actual, pero hay algo que decir para encontrar formas de salvaguardarlos durante esta extraña situación, y mitigar la ansiedad obvia que sienten sus padres al leer sobre los terribles eventos y escenarios que se transmiten a través de las redes sociales.

La película italiana ciertamente tenía sus admiradores en su momento, ganó el Oscar a mejor película en idioma extranjero. La alegre celebración de Benigni saltando sobre un asiento sigue siendo uno de los discursos de aceptación más memorables de la historia.

La película también provocó críticas, incluidos los que acusaron a Benigni de trivializar el Holocausto (el exterminio de judíos por la Alemania nazi). Y, por supuesto, hay una extraña nota al pie de página, ya que "La vida es bella" fue uno de los primeros triunfos para Harvey Weinstein, el magnate del entretenimiento recientemente condenado por violación.

Para ser justos, estaba soltero y sin hijos cuando salió la película, lo que podría explicar por qué no me conmovió tanto. Aun así, como padre de dos hijos ahora, el aspecto edificante de "La vida es bella" acerca de encontrar formas de soportar las dificultades y salvar a los hijos de ellas, al menos tanto como sea posible, me resuena más fuerte y más claro.