Espectáculos

Recibe Bárbara Jacobs Medalla Bellas Artes de Literatura

La escritora recibió el reconocimiento de manos de la directora del INBAL

Reforma

Reforma

martes, 26 noviembre 2019 | 14:24

Ciudad de México.- La escritora Bárbara Jacobs ha pasado 72 años de su vida deshojando margaritas: "Me quiere, no me quiere" con cada persona a su alrededor y, para su mayor "desquiciamiento", también a propósito de su nacionalidad, como descendiente de emigrantes libaneses y de padre estadounidense.

"Lo único que pretendo decir con todo esto, es simplemente que ahora que recibo la Medalla Bellas Artes de Literatura siento, sin ninguna duda, que México me quiere, lo cual me causa un reconfortante sosiego", expresó emocionada, la narradora y ensayista, al recibir la distinción en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Jacobs recibió la Medalla de manos de la directora del INBAL, Lucina Jiménez, una presea "inesperada" pero bienvenida.

"Me llena de mucha emoción el reconocimiento de una mujer tejedora de palabras y silencios, es capaz de saber cuándo un silencio dice más que una palabra, cuando un silencio puede ser la máxima expresión de la inteligencia", le dijo Jiménez en su intervención.

Premio Xavier Villaurrutia en 1987, autora de cuento, novela y ensayo, la escritura de Jacobs fue celebrada por Alberto Ruy Sánchez, escritor y editor, y Ana García Bergua, escritora.

Ruy Sánchez se refirió a su más reciente libro, Rumbo al exilio final (ERA) que la escritora considera como su despedida, sin "ningún melodrama", una mirada retrospectiva y una autobiografía intelectual.

"En cada libro de Bárbara, tú sientes que ella va aprendiendo, pero en este libro, más que nada, me demuestra que ella va cambiando, cada libro es distinto y al mismo tiempo es el mismo, me hace pensar no ya en la sabiduría que va adquiriendo sino en la sabiduría natural que ella tiene", expresó Ruy Sánchez.

En primera fila de la sala, acompañaron a Jacobs, el pintor Vicente Rojo, su pareja desde hace 16 años, y la escritora Elena Poniatowska. Al acto también asistieron su editor Marcelo Uribe y el historiador Javier Garciadiego.