Espectáculos

Primer disco de Iron Maiden cumple 40 años

Junto a otras bandas de la nueva generación como Saxon y Def Leppard, Maiden comenzaba a hacer ruido en la escena musical de finales de los 70

El Diario de Chihuahua

miércoles, 15 abril 2020 | 18:20

Fue el 14 de abril de 1980, después de cinco años de su formación, que su disco homónimo salió a la luz para confirmarlos como parte de la nueva ola de heavy metal británico que se venía cosechando ya de años atrás. 

Unos meses antes habían lanzado el EP The soundhouse tapes con tres temas: Prowler, Invasion y Iron Maiden, vendiendo unas 5 mil copias aproximadamente. Junto a otras bandas de la nueva generación como Saxon y Def Leppard, Maiden comenzaba a hacer ruido en la escena musical de finales de los 70.

Con críticas positivas, en ese primer álbum la alineación tuvo al fundador Steve Harris en el bajo, Paul Di'Anno como vocalista y Dave Murray y Dennis Stratton a la guitarra.

Pero pronto cambiarían de integrantes, pues después del lanzamiento Stratton salió de la banda y se integró Adrian Smith. Ese mismo año Bruce Dickinson (un estudiante de metalúrgica que ya había escuchado al grupo en vivo y se había maravillado por su música), sustituyó a Di'Anno.

"Era una fuerza de la naturaleza, yo sólo estaba como 'wow!, esto es real, es como ser golpeado por un camión, cada canción es fantástica, los músicos'", pensó Dickinson la primera vez que los vio según recuerda en el documental Heavy Metal Britannia de la BBC.

"La única cosa que veía era al vocalista y pensaba 'yo debería estar ahí'".

Y así fue, pero antes de que Dickinson entrara a la escena, con su primer álbum Iron Maiden presentó varios de los que hasta la fecha son sus temas más populares como Transylvania (pieza instrumental) y Phantom of the opera (canción más larga de este material con una duración de 7:20 minutos).

El primer sencillo se público dos meses antes, el 23 de febrero, y fue Running free, compuesta por Harris y Di'Anno. Además de hacer ruido con su música Iron Maiden no quedó exento de polémicas. El sencillo Sanctuary, lanzado a mediados de 1980, tuvo en su portada a la mascota del grupo, Eddie, quien empuñaba un cuchillo y aparecía inclinado sobre el cuerpo de Margaret Thatcher. A cuarenta años de su estreno, cuesta creer que el álbum que alcanzó el cuarto lugar de ventas en Reino Unido, no dejó del todo contentos a los músicos ya que no les gustó la calidad de la producción.