Espectáculos

Prestan sus canciones

Joe Biden utiliza temas de Alejandro Fernández y Bad Bunny en anuncios dirigidos a votantes latinos

De la Redacción

sábado, 29 agosto 2020 | 20:31

Los superastros latinos Bad Bunny y Alejandro Fernández van a prestar sus talentos musicales a la campaña presidencial de Joe Biden a través de anuncios que se enfocarán en las comunidades latinas en estados cruciales como Florida, Arizona y Pennsylvania.

Un anuncio en donde aparece la exitosa canción del rapero puertorriqueño Bad Bunny, “Pero Ya No”, se transmitirá a través de plataformas digitales que va dirigida al electorado puertorriqueño en Florida y Pennsylvania.

Esto se yuxtapone con los clips de votantes que apoyan a Trump con imágenes de estadios vacíos, inmigrantes detenidos en la frontera y cuando el presidente Donald Trump les aventó toallas de papel en Puerto Rico después del Huracán María.

“Antes yo te quería, pero ya no/ Tú me gustabas, pero ya no/ Yo estaba pa’ ti, pero ya no eh/ Pero ya no eh, pero ya no”, rapea Bud Bunny en las primeras líneas de la canción.

El coro se escucha segundos después, “Conmigo ya no tienes break ey/ Yo no quiero de tu amor fake, ey”.

Aunque Joe Biden encabeza la preferencia de los votantes latinos en cada estado, los sondeos muestran una cerrada competencia entre el nominado demócrata y el presidente republicano entre los votantes de Florida, Pennsylvania y Arizona.

Una encuesta realizada por CNN en Arizona entre el 18 y 24 de julio mostró que Biden tiene el 58 por ciento de las preferencias contra el 29 por ciento del presidente Donald Trump entre los votantes latinos.  En Florida, la encuesta realizada en el mismo lapso captó que Biden lidera en un 56 por ciento contra el 37 por ciento de Trump entre el mismo grupo demográfico.

En otro anuncio, “Decepciones” habla del mismo tema del “rompimiento” con Trump, en el que se usó la canción de Fernández, un cantante mexicano, que dice “Ya no te extraño. Y si hablamos de decepciones, la tuya ha sido la más dañina”.

El anuncio se transmitirá en los estados fronterizos de Arizona y Texas, que albergan a un gran electorado mexicano. También aparecen imágenes de cruces fronterizos y personas frustradas, contrastando con las declaraciones que hizo Trump sobre la seguridad fronteriza, como cuando llamó “violadores” a los inmigrantes mexicanos.

Los anuncios, que forman parte de una inversión de 26 millones de dólares que ha hecho la campaña en esta semana, están dirigidos específicamente a los votantes latinos que pudieron haber apoyado anteriormente a Trump, pero no se sienten tan entusiastas de hacerlo nuevamente, de acuerdo a un oficial de la campaña.

Esto es lo más reciente de una serie de microesfuerzos que está haciendo la campaña y la Convención Nacional Demócrata a través de una nueva estrategia de subetnia, algo que la Convención y la campaña de Hillary Clinton no tuvieron la capacidad de utilizar en la elección del 2016.