Espectáculos

Mulan, la heroína más adaptable: hay una versión para cada época

En algunas, es una general del ejército endurecida; en otras, tiene poderes mágicos; en otras, es una gran tiradora con arco

The New York Times

The New York Times

jueves, 03 septiembre 2020 | 09:02

Cuando los rumores de una versión de acción en vivo y no musical de “Mulan” comenzaron a fluir hace unos años, muchos fanáticos incondicionales del original de Disney de 1998 se quejaron. ¿Sin grandes números musicales y baladas de altísimas notas? ¿Sin Mushu, el dragón bromista, o Li Shang, el interés amoroso claramente conflictivo de la película? ¿Sin “Reflection”? Muchos sintieron que los cineastas estaban siendo infieles a la leyenda de Mulan, o al menos a la propia versión de Disney.

Pero Mulan siempre ha sido la heroína más adaptable. Mucho antes de que los fanáticos criticaran a Disney por tomarse libertades con su amada heroína animada, los poetas, escritores, dramaturgos y cineastas habían estado creando decenas de versiones tremendamente diferentes de la legendaria mujer guerrera. En algunos, es una general del ejército endurecida; en otros, tiene poderes mágicos; en otros, es una gran tiradora con arco. En una versión animada, es un error.

A lo largo de los siglos, ha sido célebre en obras de teatro y óperas, en musicales y series de televisión, en libros ilustrados, novelas y ficción para jóvenes. En la pantalla grande, protagonizó películas mudas (“Hua Mulan Joins the Army” de 1927); un magnífico musical a todo color de los legendarios Shaw Brothers (“Lady General Hua Mu-Lan”, 1964); una épica de guerra descarnada y llena de acción (“Mulan: Rise of a Warrior”, de 2009, con Zhao Wei), así como cierta película animada de Disney, con un pequeño dragón rojo.

En el último "Mulan", que se estrenará el 4 de septiembre en Disney +, la actriz chino-estadounidense Yifei Liu protagoniza una historia que combina impresionantes secuencias de batalla (el presupuesto de 200 millones de dólares de la película incluye una porción para 80 acróbatas de Kazajstán y Mongolia).

Y aunque no hay un dragón bromista ("realmente necesitábamos una Mulan que enfrentara sus propios desafíos y tomara sus porpias decisiones", señaló la directora Niki Caro), hay varias referencias a la película animada de 1998. También hay referencias a varias versiones antiguas de la historia, entre las que destaca "Ballad of Mulan", el poema del siglo V o VI que lo inició todo.