Muestra pasión de Salma

Gimena Gómez es Brisa Rafal en la serie inspirada en la vida del boxeador Julio César Chávez

Paula Ruiz/Agencia Reforma
sábado, 02 febrero 2019 | 06:00

Monterrey— Ponerse en los zapatos de Salma Hayek no fue cualquier cosa para Gimena Gómez porque, de entrada, fue la amante de Julio César Chávez y porque sus escenas estuvieron plagadas de pasión y desnudos.

La actriz de 27 años es Brisa Rafal en la serie ‘El César’, inspirada en la vida del boxeador mexicano que se transmite por Azteca Uno.

Interpretar a su paisana en ocho capítulos fue un reto para Gimena, quien es originaria de Boca del Río, Veracruz, porque evitó imitarla, más bien quiso mostrar la pasión que hubo en la relación clandestina entre Salma y Julio César.

“Yo vi algunos videos de cuando ella era muy joven, cuando estuvo en el CEA todavía. Me informé un poco acerca de  su vida. Lo que querían los productores es que entendiéramos la relación que tenían ellos dos de amantes”, explicó Gimena.

La relación entre la veracruzana y Julio César surgió cuando ella era muy joven, escasos 22 o 23 años, cuando estaba grabando la telenovela Teresa.

Según la historia, la pareja tenía bien entendido que estaban juntos porque la pasaban bien, aunque cada quien hacía su vida por su lado.

“Lo padre de construir esta relación es que entendimos que Salma se enamoró profundamente de él porque representaba algo distinto fuera de su mundo. Su relación fue muy pasional”.

La primera escena que le tocó grabar junto a Armando Hernández, quien en la serie es ‘El César’, fue un desnudo.

Meterse a la cama con Hernández, recordó, no le costó trabajo porque él es un compañero muy profesional con quien tuvo muy buen click desde el principio.

“Mi primera escena fue de desnudo, de cama, se supone que él (Julio César) la estaba ayudando a ensayar una escena de Teresa, acababan de hacer el amor. Llegué al foro ‘hola, equipo, soy Gimena’ y fue ‘desnúdate’, casi casi. Todos fueron muy profesionales; en la serie hay gente que ha hecho mucho cine y Armando es un actorazo”.

“Mi última escena en la serie es cuando él (Julio César) la va a visitar a Los Ángeles. Ese fue su último encuentro, él está con ella y ella está en su camerino haciendo cine”.

Por cuestiones de derechos, explicó, en El César su personaje se llama Brisa Rafal, pero de trata de Salma.

Tuvo oportunidad de saludar al boxeador, quien la dejó admirada.

“Estuvimos platicando, pero él no dijo nada (de Salma), fue muy respetuoso de esa relación, nada más se reía. Obviamente todos querían sacarle la sopa acerca de la relación que tuvo con Salma”.