Espectáculos

Meghan y Harry dan la bienvenida a su hija

Su primer nombre, Lilibet, es un guiño al apodo de ‘Su Majestad la Reina’

Associated Press

Associated Press

domingo, 06 junio 2021 | 06:00

Santa Barbara, California— El segundo bebé de los duques de Sussex ha llegado al mundo: Meghan dio a luz a una niña sana el viernes.

Un portavoz del príncipe Harry y Meghan dijo el domingo que la pareja dio la bienvenida a su hija Lilibet ‘Lili’ Diana Mountbatten-Windsor. Su hija pesaba 3.5 kilogramos (7 libras y 11 onzas).

Su primer nombre, Lilibet, es un guiño al apodo de ‘Su Majestad la Reina’. Su segundo nombre es en honor a su abuela y la madre de Harry. El bebé es el octavo en la fila del trono británico.

Ninguna foto del recién nacido o de los Sussex acompañó al anuncio.

El nacimiento se produce después de la explosiva entrevista televisiva de Harry y Meghan con Oprah Winfrey en marzo. La pareja describió dolorosas discusiones sobre el color de la piel de su primer hijo, la pérdida de la protección real y las intensas presiones que la llevaron a contemplar el suicidio.

El Palacio de Buckingham dijo que las acusaciones de racismo hechas por la pareja eran "preocupantes". La familia real dijo que el tema se abordaría en privado.

Winfrey y Harry sobre enfermedades mentales han colaborado recientemente en la serie de salud mental de Apple TV + “The Me You Can't See”.

Harry y la actriz estadounidense Meghan Markle se casaron en el Castillo de Windsor en mayo de 2018. Su hijo Archie nació un año después.

A principios de 2020, Meghan y Harry anunciaron que dejarían sus deberes reales y se mudarían a América del Norte, citando lo que dijeron eran las insoportables intrusiones y actitudes racistas de los medios británicos. Viven en Montecito, una zona elegante cerca de Santa Bárbara, California.

El año pasado, Meghan reveló que tuvo un aborto espontáneo en julio de 2020, dando un relato personal de la experiencia traumática con la esperanza de ayudar a otros.

Meses antes del aborto espontáneo, Harry dijo que la familia real lo cortó financieramente a principios de 2020 después de anunciar planes para retirarse de sus roles. Pero pudo pagar la seguridad de su familia gracias al dinero que dejó su madre, la princesa Diana.

En la entrevista con Winfrey, Meghan dijo que le preocupaba que su hijo no tuviera un título real porque significaba que no se le proporcionaría seguridad. dijo que digerir todo durante el embarazo fue “muy difícil”. Más que el título de “príncipe”, ella era la más preocupada por la seguridad y protección de su hijo.

Meghan dijo que le resultaba difícil entender por qué había preocupaciones dentro de la familia real sobre el color de piel de su hijo. Dijo que era difícil para ella “compartimentar” esas conversaciones.

Harry también dijo que hay impactos duraderos sobre el tratamiento de Meghan y su relación con su familia.

La salida de Harry y Meghan de los deberes reales comenzó en marzo de 2020 por lo que describieron como intrusiones y actitudes racistas de los medios británicos hacia la duquesa.