Espectáculos

Mayores desaires y sorpresas en las nominaciones al Oscar

Netflix, el servicio de streaming más popular, obtuvo el mayor número de candidaturas

Associated Press

Associated Press

lunes, 15 marzo 2021 | 11:14

Es un raro año en el que la mayoría de las sorpresas de las nominaciones al Oscar son buenas, pero el 2020 también fue un año raro para el cine y las campañas de premios. Quizás no debería ser sorpresa en un año en el que vimos todo desde el sofá, Netflix, el servicio de streaming más popular, haya obtenido de lejos el mayor número de candidaturas. Pero aun así hubo algunas noticias impactantes el lunes por la mañana.

Aquí nuestra lista de desaires y sorpresas en las nominaciones a la 93ra edición de los Premios de la Academia.

Las directoras reciben su oportunidad

Hasta la ceremonia de 2020, sólo cinco mujeres habían sido nominadas a mejor dirección y ninguna el mismo año. Esta vez hay dos en la lista: Chloé Zhao por “Nomadland” y Emerald Fennell por “Promising Young Woman” (“Hermosa venganza”). Esto no sorprende por su calidad, sino porque la historia ha mostrado que las directoras han sido ampliamente ignoradas por la academia. Y todavía quedan logros por hacerse. Ninguna mujer negra ha sido nominada a mejor dirección — Regina King habría sido digna de la mención por “One Night in Miami...” (“Una noche en Miami...”) — y hasta la fecha solamente una mujer ha ganado el premio: Kathryn Bigelow por “The Hurt Locker” (“Zona de miedo”) en 2009. Quizás el 25 de abril la estadística se duplique.

A veces la fiebre de fan funciona

¿Y pensábamos que éramos los únicos enamorados de Maria Bakalova y Paul Raci? “Sound of Metal” (“El sonido del metal”) es un poco la Cenicienta de este año, pero no importa cuántas reseñas positivas, los comentaristas del Oscar y cinéfilos parecían resignados a que la actuación revelación de Raci como un asistente ensordecido del personaje de Riz Ahmed sería obviada por la academia. Lo mismo con Bakalova de “Borat Subsequent Moviefilm”, que al principio parecía una opción inusual como actriz de reparto. Pero los votantes del Oscar también tienen ojos y, la mayoría de las veces, buen gusto.

¿Entonces quién es el protagonista de ‘Judas’?

Resulta que ni Judas ni el mesías negro eran los protagonistas de “Judas and the Black Messiah” (“Judas y el mesías negro” de Warner Bros., pues tanto Lakeith Stanfield como Daniel Kaluuya fueron nominados a mejor actor de reparto. Kaluuya interpreta al líder del partido Pantera Negra de Illinois Fred Hampton y Stanfield al informante del FBI que se infiltra en la organización a finales de los 60 en la película de Shaka King que se estrenó este año en el Festival de Cine de Sundance.

Una nominación al Razzie y una al Oscar para Close

No es raro que los nominados al Oscar también sean postulados al Razzie a lo peor del cine el mismo año — le sucedió a Sandra Bullock por “The Blind Side” (“Un sueño posible”) y “All About Steve” (“Alocada obsesión) — pero rara vez es por la misma película. Este año, el dudoso honor es para Glenn Close por su interpretación de Mamaw en la adaptación de Ron Howard de “Hillbilly Elegy” (“Hillbilly, una elegía rural”) de J.D. Vance. La película de Netflix fue ampliamente destrozada por la crítica (tiene un terrible 25% en Rotten Tomatoes en este momento), pero Close pareció salir relativamente ilesa por su interpretación de una abuela práctica y desaliñada. La actriz de 73 años no ha ganado un Oscar pese a sus ocho nominaciones.

La omisión de Tom Hanks

¿En qué se equivocó Tom Hanks? Ofreció una de sus mejores actuaciones en años en la odisea de Paul Greengrass “News of the World” (“Noticias del gran mundo”) como un veterano de la Guerra Civil decidido a devolver a una chica alemana criada por nativos estadounidenses a sus parientes lejanos. Hanks es uno de los actores más nominados de todos los tiempos (con seis candidaturas hasta la fecha) e hizo historia con victorias consecutivas por “Philadelphia” (“Filadelfia”) y “Forrest Gump”. Pero pese a haber sido postulado el año pasado por su interpretación de Fred Rogers, no logró hacerse notar de manera significativa. Aunque para que sea un verdadero desaire habría que retirar a alguno de los nominados a mejor actor (Riz Ahmed, Chadwick Boseman, Anthony Hopkins, Gary Oldman y Steven Yeun) y no creo que ninguno merezca eso. Quizás fue un año particularmente competitivo.

Levanten sus copas por “Una ronda más”

El realizador danés Thomas Vinterberg logró adjudicarse una de las cinco nominaciones a mejor director por “Another Round” (“Una ronda más”), en la que cuatro amigos participan en un experimento social para ver cómo son sus vidas si se la pasan borrachos todo el tiempo. Protagonizada por Mads Mikkelsen, la cinta fue bien recibida, pero su nominación en las categorías principales del Oscar parecía poco probable. También fue postulada a mejor largometraje internacional.

¿Y Pedro Almodóvar?

El maestro español del cine es un favorito de la Academia de Hollywood y su cortometraje “The Human Voice” (“La voz humana”), su primera producción en inglés, era finalista en la categoría. Pero el lunes la cinta protagonizada por una magnética Tilda Swinton no quedó entre las candidatas. Almodóvar, miembro votante de la academia, ha sido nominado y galardonado en múltiples ocasiones. Entre otras, el año pasado compitió por el Oscar al mejor largometraje internacional con su obra semiautobiográfica “Dolor y gloria”, y en 2003 ganó el premio al mejor guion original por “Hable con ella”.