Más que una modelo

Apasionada del buen vestir, empresaria, celebridad en redes sociales, reservada y madre dedicada; así es Tania Ruiz, la mujer que se presume conquistó el corazón de Enrique Peña Nieto

Natalia Piña / El Diario
domingo, 03 febrero 2019 | 06:00

Modelo, empresaria y celebridad en redes sociales; apasionada de la moda, reservada y madre dedicada. Así es Tania Ruiz, la mujer que ha acaparado los titulares por supuestamente ocupar el corazón del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto.
Tania Ruiz Eichelmann, de 31 años, es una modelo originaria de San Luis Potosí que recientemente fue fotografiada con el exmandatario en un viaje que presuntamente realizaron a Madrid, España los últimos días de enero.
Pero eso no es todo, ya que Eichelmann es más que sólo la posible nueva pareja de Enrique Peña Nieto. Es una mujer que desde muy joven mostró gran interés en el modelaje. En 2008, cuando tenía 20 años de edad, participó en el concurso Nuestra Belleza San Luis Potosí 2008, donde obtuvo el tercer lugar.
Según expresó el fotógrafo mexicano de moda y publicidad Mauricio Arouesty al periódico El Norte, “Tania es una mujer que detiene el tráfico. Tiene una cabellera rubia espectacular, las personas salen de los negocios para mirarla”.
“Desde su llegada de San Luis Potosí a integrarse a las filas de la agencia Class, me di cuenta que tenía frente a la cámara a una mujer chambeadora, reservada, excepcionalmente dedicada a su hija Carlota y selectiva, pues nunca trabajó por necesidad”, añadió.
Él fue quien capturó las primeras imágenes de Ruiz y quien aseguró que entre sus firmas predilectas para sesiones fotográficas están Moschino, Versace y Gucci, y que ahora que se ha convertido también en bloguera desde su cuenta de Instagram, su deseo es lanzar su propia firma de ropa.
En ese mismo tiempo, cuando aún mantenía un noviazgo con el empresario Bobby Domínguez, Ruiz se sinceró sobre su personalidad y su estilo en entrevista con Reforma: “Creo que soy muy atrevida y me considero una persona abierta con todo el mundo, por eso nunca he tenido problemas con nada ni nadie. Soy muy flexible, sensible y siento que respeto diferentes maneras de pensar, entonces me puedo llevar con gente de todo tipo, así que todo eso, cuando me visto, lo reflejo”.
La modelo también es de formación administradora y se lanza de empresaria enfocada en la elaboración y venta de pulseras y brazaletes.
“Su silueta proyecta dotes de una Barbie moderna, guardando la distancia del caso. Su cabello es cuidado y usa el maquillaje necesario”, aseguró la estilista y diseñadora de imagen Gloria Torres a Reforma.