Espectáculos

Los verdaderos parásitos

La película de Bong Joon-ho retrata dos crudas realidades en Corea del Sur

Agencias

Agencias

martes, 11 febrero 2020 | 14:48

Seúl— Mientras Parásitos hacía historia durante la madrugada de este lunes al convertirse en la primera película en lengua no inglesa que gana el Oscar a Mejor Película, en Corea del Sur cobran vida sus personajes.

La realidad que muestra el filme dirigido por Bong Joon-ho de una clase social baja en la sombra existe en Seúl. Kim Jae-hoon es un estudiante universitario de 26 años que cada día come huevos, media cebolla y arroz.

"Solo me cuesta cincuenta céntimos y así ahorro", explica desde su piso de seis metros cuadrados que alquila en Seúl por algo menos de 200 euros al mes.

Personas como él se denominan "cucharas de tierra" porque han nacido en familias con ingresos muy bajos que ya han renunciado a la movilidad social. Frente a ellos, las "cucharas de oro" viven en la élite surcoreana.

La película, como en la vida, representa estas dos realidades que se han visto enfrentadas en los últimos años en las protestas por las fuertes desigualdades que existen en el país.

"No me puedo quejar de que tengamos distintas líneas de salida pero sí de que se aprovechen de nosotros", sentencia Jae-hoon en una entrevista con la agencia Reuters.