Espectáculos

Llega hasta el cine la vida de luchadoras juarenses

Historias de crímenes e injusticias hay miles, pero también existen las que pese a todo el dolor encaminan hacia la esperanza

Cortesía

Juan Carlos García
Agencia Reforma

miércoles, 17 marzo 2021 | 08:46

Ciudad de México— Historias sobre crímenes, injusticias y atropellos en Ciudad Juárez hay miles, pero también existen aquellas que, pese a todo el dolor que empujan, encaminan hacia la esperanza; tal es el caso de Luchadoras.

Este largometraje documental de Paola Calvo y Patrick Jasim, cuyo estreno mundial será este miércoles en el Festival South By Southwest 2021, significa para su codirectora una representación del machismo arraigado en México y del deseo de las mujeres de sobreponerse a un destino que sólo les pinta fatalidad.

"Una amiga se fue a vivir a Ciudad Juárez, es fanática de la Lucha Libre. A través de ella empezamos a conocer una imagen distinta de la ciudad. Es un deporte superpotente y con mucha audiencia. Pensamos que podíamos encontrar historias para contar.

"Nos fuimos y estuvimos ahí, encontramos a las protagonistas. Juárez es muy compleja, muy interesante, hay mucha lucha de poder, es un sistema de vida violento y hay movimientos que buscan un cambio, a pesar del miedo", indicó Calvo desde su domicilio en Alemania.

Paola nació en Caracas, vivió por un tiempo en Ciudad de México y se crió en Barcelona, población que dejó en pos de solventar sus estudios de cine a precios no estratosféricos, y que consiguió hacerlo en Berlín. Ahí vive desde hace unos años y ahí fue donde encontró coproducción para esta entrega.

El largometraje sigue a Lady Candy, Baby Star y Mini Sirenita, quienes, en sus universos paralelos, se enfrentan a problemáticas similares como el desprecio masculino por el hecho de ser mujeres y falta de sueldos dignos para una vida apropiada.

La directora pasó de la angustia a la euforia en la charla al mencionar a Ciudad Juárez. Dice que le parece espeluznante que ante los feminicidios que se viven no se haya frenado esta situación, y sobre todo, que los habitantes vivan con miedo aunque muchos de ellos sí aprecian las bondades que tiene la población fronteriza.

"Es algo que no me cabe en la cabeza, que hablar de 'Las Muertas de Juárez' sea algo ya cotidiano, del día Eso ni siquiera debería existir", argumentó la cineasta.

En poco menos de dos horas, Luchadoras resume el viacrucis que viven las protagonistas no sólo por su oficio, sino porque una no puede ver a sus hijos debido a que el papá se lo prohíbe, otra reside en una zona muy conflictiva y una más, luego de violencia doméstica y abandono, se sintió hundida al regresar a vivir con sus padres.

Sí, Lady Candy es empleada de una funeraria y encuentra consuelo a sus pesares en el deporte; Baby Star se pone la máscara para luchar inspirada en darle una mejor vida a su hija; y Lady Sirenita labora en la maquila, pero no tiene sustento suficiente para el tratamiento médico de su madre.

"Tenemos una conexión con las tres, están superemocionadas por lo que está sucediendo con el documental. Se vieron en la tele y gritaron: '¡Aaaay, salimos en la tele!'. Hubo afinidad, entendimiento con su historia.

"Estamos ya terminando el documental y listo para exhibirlo. No puedo creer que estamos presentándola en premier mundial y yo sí quiero que la gente la vea, donde sea, en su ordenador, en su móvil, en su pantalla Es muy raro estar en tu casa con premier mundial, pero ¡ya! Todos hay que ver Luchadoras", exclamó Calvo.

Esta película fue filmada a finales del 2019 y principios del 2020 en Chihuahua. Desde entonces, han cambiado muchas cosas: todos se adaptaron a la pandemia y han trabajado desde casa; Omar, el sastre de Baby Star, falleció de Covid-19; y una de ellas ha pasado por otras situaciones las cuales dan para otro relato.