Espectáculos

La maldición de los Kennedy

Las muertes de la nieta y el bisnieto de Robert F. Kennedy se suman a los trágicos fallecimientos familiares que han marcado al linaje como uno ‘maldito’

Archivo / El Diario

De la Redacción

lunes, 06 abril 2020 | 06:00

A pesar del poco tiempo que pasó en la Casa Blanca (de 1961 a 1963), John F. Kennedy es uno de los presidentes más recordados de Estados Unidos, no sólo por lo que representó a nivel político, sino también por su trágico deceso.

El 22 de noviembre de 1963 el mandatario fue asesinado de tres disparos por Lee Harvey Oswald mientras recorría las calles de Dallas, Texas en una limosina descapotable. Lamentablemente, no es el único Kennedy que ha fallecido por causas no naturales.

Aunque esta conocida tragedia sucedió hace décadas, la coloquialmente llamada ‘Maldición Kennedy’ no ha llegado a su fin. El domingo, una nieta y un bisnieto del exsenador y exfiscal general estadounidense Robert F. Kennedy fueron dados por muertos por su familia tras desaparecer, la tarde del jueves, a bordo de una canoa en la bahía de Chesapeake, Maryland, unos 50 kilómetros al este de Washington.

Los desaparecidos son Maeve Kennedy, de 40 años, y su hijo Gideon, de 8.

Kathleen Kennedy Townsend, hija de Robert y madre y abuela de los desaparecidos, lamentó, en un comunicado, que la búsqueda de ambos pasara de ser una misión de "rescate" a una de "recuperación" de los cuerpos.

Según las autoridades y allegados, Maeve y Gideon tomaron la canoa para recuperar un balón con el que jugaban los niños en la vivienda familiar, frente al mar, que había caído al agua.

El marido y padre de los desaparecidos, David McKean, explicó a The Washington Post que "se alejaron más de lo que podían controlar y no pudieron regresar".

Poco después una persona llamó a las autoridades alertando de que dos personas en una canoa trataban de volver a la costa. Las autoridades recuperaron poco después el bote. Había vientos de hasta 50 kilómetros por hora con olas de casi un metro.

Unidades aéreas y marítimas de la Guardia Costera peinaron un área de seis mil kilómetros cuadrados en su búsqueda.

Robert F. Kennedy, hermano menor de John, murió el 6 de junio de 1968 tras ser tiroteado un día anterior por Sirhan Sirhan en Los Angeles. Otro hermano de ambos, Joseph Kennedy, murió en la Segunda Guerra Mundial y una hermana, Kathleen, en un accidente aéreo; también en una avioneta murieron John Kennedy Jr. –hijo del mandatario asesinado–, su esposa, Carolyn, y una cuñada, por citar algunos de los casos del famoso clan.