Espectáculos

La importancia del casino en las películas de James Bond

Los juegos de azar han sido representados durante décadas en múltiples historias, ya sea a través de libros, videojuegos o producciones audiovisuales.

El Diario

jueves, 21 mayo 2020 | 17:21

Mientras que en algunas tramas tan solo tienen un papel secundario, en otras aparecen de forma recurrente. En el caso de la saga de James Bond, el casino es más que un elemento de apoyo, puesto que constituye una de las señas de identidad del agente 007. Seguidamente, analizaremos cómo se representan los juegos de azar en sus historias.

Fuente: Pixabay.com 

Lujo y aventuras

Aunque James Bond fue creado en 1953, su figura se ha consolidado como un icono atemporal. A lo largo de los años se ha reinventado en un sinfín de historias, pero sus aventuras siguen manteniendo los elementos clave que representan al agente secreto. En la gran mayoría de sus películas, Bond tiene que solucionar un complejo caso que le obliga a superar peligrosas misiones, por lo que la acción es un elemento indispensable en la trama. Aun así, algunas de sus peleas no son físicas, sino intelectuales. En este punto es donde los juegos de azar aparecen, tal y como ocurre en Casino Royale, película donde se enfrenta con su enemigo en un torneo de póker. 

Asimismo, los casinos de los filmes de Bond son suntuosos y sofisticados, por lo que resultan el espacio ideal para que el agente pueda brillar en una atmósfera intrigante y atrayente. En ellos se pueden observar todo tipo de juegos, aunque en los filmes Bond destaca especialmente en los de cartas. En cambio, en sus novelas también es posible visualizarlo jugar a la ruleta, un título que tiene múltiples variaciones en la actualidad (haga clic aquí para ver los diferentes tipos). Las apuestas del agente en la ruleta eran tan significativas que incluso inspiraron una técnica en la vida real, la denominada “estrategia James Bond”.

Fuente Pixabay.com 

El perfil del agente 007

Aunque Bond ha sido representado por numerosos actores distintos, tal y como Daniel Craig, el cual interpretará al agente una última vez en la próxima película, siempre ha mantenido su apariencia elegante y atlética. A pesar de que su personalidad ha variado ligeramente en algunas adaptaciones, siempre se le representa como una persona misteriosa, inteligente y educada. Por ende, encaja de forma idónea en espacios como los casinos, ya que es capaz de integrarse con rapidez y averiguar la información que necesita, ya sea cuando juega o mientras pasea por sus salas. 

Otro de los elementos clave en las historias de Bond son sus ostentosos coches, los cuales ayudan a reforzar la imagen de poder que proyecta el agente con sus distinguidos trajes y caros complementos. En conclusión, el agente secreto más famoso de la ficción se ha convertido en un icono de la cultura popular gracias a sus señas identificativas, entre las que encontramos los casinos y los juegos de azar. En este sentido, Bond destaca por su facilidad para integrarse en los glamurosos casinos que visita y por su técnica en juegos como la ruleta.