Espectáculos

Juarense de altos vuelos

Paloma Vianey Martínez cruzó la frontera en busca de formarse en las bellas artes como artista visual

Brisa Frias / El Diario

domingo, 06 junio 2021 | 06:00

El talento, pero también la tenacidad, ha llevado a Paloma Vianey Martínez a cruzar la frontera y desarrollarse en el ámbito de las bellas artes como artista visual.

Juarense de 25 años de edad, Paloma se graduó de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP) en 2018, donde cursó estudios de Historia del Arte y Pintura. Al poco tiempo ingresó a Cornell, universidad ubicada en Ithaca, Nueva York, de la que recién egresó de la maestría en Bellas Artes.

Antes de mudarse al este de Estados Unidos para cursar el posgrado, la chica cumplió aquí el sueño de vestir de color y significado un mural situado justo frente al puente Córdova-De las Américas (Libre), punto donde anteriormente se leía la frase ‘No More Weapons’ y que fue retirada en 2015.

“Siempre que volvía de la universidad lo veía como un buen espacio para dar un mensaje. Así que solicité permiso al Gobierno federal y después de varios requisitos me dijeron que sí. Yo no quería pedirle dinero a los gobiernos y tuve que recaudar para materiales, mano de obra y hasta ayuda monetaria para que se realizara; también se abrió un portal en línea para que pudieran donar y los mismos ciudadanos de Juárez donaron para la obra”, platica Paloma del mural ‘Juárez es fuerte’, de 22 metros largo por 10 metros de alto.

Recuerda que plasmar allí su obra fue un trabajo de tres semanas, sin embargo, los trámites y la recaudación le llevaron casi un año, hasta que finalmente pudo lograrlo gracias al apoyo que le brindaron varias personas.

Una vez alcanzado el objetivo, la artista se enfocó en los trámites para ingresar a Cornell University, donde fue aceptada para estudiar con beca completa.

“El programa acepta a seis estudiantes por año y tuve la fortuna de ser uno de ellos”, comenta la chica que comenzó a pintar a los 14 años, y que ha hecho del óleo su técnica dominante.

Agrega que buscó programas de posgrado en los que pudiera obtener beca porque estudiar en Estados Unidos es casi inaccesible; estando allá, además de estudiar trabajaba como profesora auxiliar.

De la experiencia que vivió durante dos años, dice que fue buena para ella porque tenía su propio estudio donde pudo desarrollar mejor su obra, “y sobre todo porque recibí mucha retroalimentación de profesores y tener ese apoyo me ayudó a trabajar duro”.

En Cornell expuso en varias ocasiones. La primera muestra de su arte la tituló ‘No hecho en México’, y la última que realizó como parte de su tesis fue ‘Lo que queremos’, “sobre cómo sería un mundo sin feminicidios”.

En Ciudad Juárez también llegó presentar su obra en recintos como el teatro Gracia Pasquel del Centro Cultural Universitario y el Museo de Arqueología e Historia del Chamizal.

La temática recurrente en sus piezas se basan en su experiencia como una mujer fronteriza y lo que representa ser mujer en México.

Si bien no tiene planes sobre lo que hará ahora que terminó el posgrado, Paloma está segura de querer seguir pintando y si es posible vivir en otro país para conocer otra cultura.