Espectáculos

Investigan a comediante por tuit contra Trump

El latino, George Lopez, hizo un comentario con referencia a la nota de que se ofrecían 80 mdd por la cabeza del mandatario

Agencia Reforma

Agencia Reforma

jueves, 09 enero 2020 | 13:32

Washington D. C– Por una broma en redes sociales, el comediante latino George Lopez podría ser investigado por el Servicio Secreto de los Estados Unidos, según informó The Washington Post.

Lo anterior se suma a las críticas y amenazas lanzadas en contra del actor por grupos conservadores y simpatizantes del Presidente Donald Trump, a quien fue dirigido el comentario que comenzó el problema.

El sábado el portal Chicano Worldstar publicó una noticia sobre que supuestamente se ofrecía una recompensa de 80 millones de dólares para asesinar al mandatario estadounidense.

El artículo aseguraba que tal oferta fue propuesta por un asistente al funeral del general Qassem Soleimani, quien fue asesinado durante un ataque aéreo ordenado por Trump la semana pasada.

Lopez retuiteó la noticia y comentó, en tono de broma: “lo haríamos por la mitad (del dinero)”. La publicación se volvió tendencia en redes.

Un representante del también escritor y productor aseguró que se trataba de una broma. Sin embargo, la polémica escaló hasta el Servicio Secreto de EU, que se pronunció al respecto a través de un comunicado de prensa.

“Estamos consientes del tuit escrito por el Sr. Lopez. El Servicio Secreto toma todas las amenazas contra el Presidente y/o cualquiera de nuestros protegidos”, se lee en la misiva.

“Como práctica, no hacemos comentarios sobre asuntos relacionados con la inteligencia protectora”.

El representante del comediante señaló que ningún agente del Gobierno ha contactado a Lopez.

Otros famosos que se han visto en situaciones similares, con el Servicio Secreto monitoreando todas sus actividades, son Snoop Dogg y Kathy Griffin.

El rapero lanzó un videoclip en 2017 en donde le disparaba a un payaso (una parodia de Trump) con una pistola de juguete, mientras que la comediante, el mismo año, fue criticada por tomarse una foto sosteniendo un prostético ensangrentado en forma de la cabeza del mandatario.