Espectáculos

Independencia de Britney Spears parece inminente

Hoy en un tribunal de Los Ángeles una jueza decidirá si pone fin a la tutela

Associated Press

viernes, 12 noviembre 2021 | 09:59

Associated Press

Los Ángeles— Puede que finalmente haya llegado el día de la independencia de Britney Spears.

El viernes, en una audiencia en un tribunal de Los Ángeles, una jueza decidirá si pone fin a la tutela que ha ejercido un vasto control sobre la vida y dinero de la superestrella pop durante casi 14 años.

Sin una oposición significativa de los interesados, parece probable que la jueza Brenda Penny disuelva la disposición legal. El abogado de Britney Spears, sus padres y las personas designadas por el tribunal que controlan la tutela han apoyado públicamente su terminación.

Jodi Montgomery, la tutora que supervisa la vida y las decisiones médicas de la cantante, ha desarrollado un plan de atención con sus terapeutas y médicos para guiarla a través del fin de la tutela y sus consecuencias.

Pero Penny no ha dado señales claras de lo que decidirá, y tiene considerable discreción y poder. Los obstáculos legales o burocráticos, o las preocupaciones persistentes sobre la atención médica o las finanzas de Spears, aún podrían retrasar lo que podría parecer el final inevitable.

No está claro si Spears, de 39 años, participará en la audiencia. Muchos fanáticos que han exigido a la corte que #LiberenABritney (#FreeBritney), a quienes la cantante ha dado crédito por haberla llevado hasta este punto, estarán afuera de la corte.

Penny se puso del lado de Spears y su abogado Mathew Rosengart en la última audiencia en septiembre, cuando suspendió al padre de la cantante, James Spears, de la tutela que él había controlado al menos en parte desde que se estableció por primera vez en 2008.

La jueza no encontró ningún delito contra James Spears, y solo dijo que el “ambiente tóxico” hizo que la medida fuera necesaria.

“La situación actual es insostenible”, dijo Penny.

Antes de esa audiencia, James Spears cambió de rumbo y apoyó la terminación de la tutela. Rosengart argumentó que debería ser suspendido y no tener ningún papel en el final del arreglo legal. Se ha comprometido a llevar a cabo una investigación sobre el manejo de la tutela por parte de James Spears incluso después de que termine.

El abogado dijo que planeaba “echar un vistazo de arriba a abajo” a las acciones de James Spears y sus representantes y sugirió que las fuerzas del orden deberían investigar las revelaciones en un documental del New York Times sobre un dispositivo de escucha colocado en el dormitorio de su hija.

Los abogados de James Spears dijeron que las acusaciones de Rosengart iban de infundadas a imposibles, y que él sólo tenía en mente el bien de su hija.

La lucha posterior a la curaduría ya ha comenzado de alguna manera. James Spears se separó de los abogados que lo ayudaron a operarlo y contrató a Alex Weingarten, un abogado que se especializa en el tipo de litigio que se avecina.

Y en documentos judiciales presentados la semana pasada, los exgerentes comerciales de Britney Spears, Tri Star Sports y Entertainment Group, rechazaron las demandas de Rosengart de documentos sobre su participación en la tutela de 2008 a 2018. El grupo también negó cualquier papel o conocimiento en la vigilancia ejercida sobre la cantante.

Hace tan solo seis meses, parecía que la tutela continuaría indefinidamente. Desde entonces se ha desmoronado con sorprendente velocidad.

Un momento clave fue el discurso que Britney Spears pronunció en una audiencia en junio, en el que detalló apasionadamente las restricciones y vigilancia sobre su vida, que calificó de “abusivas”.

Exigió que la tutela terminara sin ninguna evaluación indiscreta de su estado mental.

Los expertos legales en ese momento dijeron que era poco probable que eso sucediera y que representaría una aberración de la práctica judicial común.

Ahora parece que la estrella conseguirá exactamente lo que buscaba.

close
search