Iñárritu hace historia y se divierte en Cannes

La estrella en la inauguración del Festival de Cine más importante del mundo fue mexicana

El Diario de Juárez
martes, 14 mayo 2019 | 18:50
Agencias

Cannes, Francia— Hoy en Cannes se habló mucho español. Desde la rueda de prensa en la que todos los micrófonos esperaban las respuestas del Presidente del Jurado, Alejandro González Iñárritu, quien se permitió decir algunas frases sin traducir al inglés, hasta la gala de inauguración en la que el cineasta mexicano no dudó en dar todo su discurso en su lengua materna, publicó El Universal.

Por primera vez en las 72 ediciones del Festival de Cannes un latinoamericano tiene el máximo honor y la gran responsabilidad de decidir al lado de los demás miembros del Jurado (la directora Maimouna N’Diaye, la actriz Elle Fanning, la cineasta Kelly Reichardt, la directora Alice Rohrwacher y los directores Enki Bilal, Robin Campillo, Yorgos Lanthimos y Pawel Pawlikowski) quién será la siguiente Palma de Oro, el trofeo más prestigioso de la cinematográfica mundial.
Después de que por la alfombra roja desfilaran todas las estrellas de la noche entre las que no faltó Iñárritu acompañado de todos sus compañeros del Jurado, o el elenco de la cinta de apertura "The Dead Don`t Die" en Competencia Oficial dirigida por Jim Jarmush, en el Gran Teatro Lumiére se proyectó un resumen de las películas del director mexicano como un bello tributo a su legado artístico.

Emocionado y entre aplausos Alejandro salió a dar un discurso en el que hizo un guiño a sus comienzos diciendo que hace 20 años, cuando llegó con "Amores perros" a la Semana de la Crítica, nunca hubiera podido imaginar que hoy estaría aquí.

“Es un gran honor haber sido invitado a este Festival como Presidente del Jurado y poder tener el privilegio de estar rodeado de estos colegas, cineastas y artistas que me acompañarán en esta decisión tan importante que le puede cambiar la vida a una persona. Vamos a aprender, a transformarnos. Mi compromiso y mi cometido es la admiración, la devoción a las obras y el darnos a la tarea de encontrar el trabajo que realmente resuene en nosotros. Va a ser emocionante, delicioso y un reto. Pero al final, el verdadero juez será el tiempo”, dijo minutos antes de que Javier Bardem saliera junto a la actriz francesa Charlotte Gainsbourg al escenario para dar el banderazo de salida de esta 72ª edición de Cannes. Bardem, después de declarar inaugurado el Festival, no se resistió a agregar en emotivo español, “qué honor tener a Alejandro como Presidente de este Festival tan extraordinario ¡Mucha suerte a todos!”
Algo a destacar en este año es el gran esfuerzo que ha hecho el Festival por lograr la igualdad de género, hecho que se tradujo en la imagen de ver un Jurado conformado por 4 mujeres y 5 hombres. Pero los números van más allá y este año Cannes ha logrado la participación de 20 mujeres directoras como parte de la Selección Oficial con 4 filmes en Competencia, 8 en la sección Una cierta mirada, 3 proyecciones especiales y 5 cortometrajes en Competencia.

En 2018 hubo un total de 11 directoras, 12 en 2017, 9 en 2016 y tan sólo 6 en 2015. Al respecto, Iñárritu comentó en la rueda de prensa oficial del Jurado que el verlos a todos, mujeres y hombres ahí sentados, era en sí misma una declaración de principios.

El mexicano también aprovechó para dar su visión de la situación actual del mundo en la que no pudo evitar centrase en la relación de México con Estados Unidos y la gravedad del discurso separatista y agresivo en contra de los inmigrantes y las fronteras. “El problema es la ignorancia porque es muy fácil manipular a las personas. Estoy absolutamente en contra de lo que está ocurriendo en el mundo actualmente y sabemos el camino hacia dónde nos va a conducir esta creación de diferencias y de desigualdades si seguimos así. En lugar de evolucionar estamos dando pasos hacia atrás”, dijo con seriedad.

También hubo ocasión para las risas cuando se le preguntó si tenía algún plan en mente para realizar esta tarea y respondió entre bromas, “no sé cómo va a funcionar, nunca he sido Presidente del Jurado y no he podido controlar nada en mi vida, ni siquiera mis sets o mi familia ¡Nada! Así es que ser un Presidente es una de las situaciones más extrañas que he vivido y tengo que decir que ser un Presidente mexicano es peligroso”, bromeó.
El Photocall del Jurado fue otro momento divertido en el que Alejandro primero se hizo fotos con las mujeres y luego con los hombres que lo conforman. Sus dotes de director no tardaron en salir cuando le propuso a Pawlikowsky, Lathimos, Campillo y Bilal jugar a quitarse los lentes de sol al mismo tiempo para los clics. Por la noche, antes de entrar de lleno a la alfombra roja, se tomó un momento para hacerse selfies y repartir autógrafos a los fans que se agolpaban en las vallas esperándolo.
Entre los momentos curiosos de la velada queda la euforia de Javier Bardem al llegar a la gala y bajarse del coche oficial con Charlotte Gainsbourg y ponerse a cantar y bailar "Bloody Sunday" de U2. O cuando Bill Murray, siempre un misterio pues es de los pocos actores que no tiene agente y nunca confirma su presencia, apareció entre la comitiva de la cinta de "Jarmush The Dead Don´t Die" y dijo que lo que esperaba era poderse ir a dar un chapuzón a la playa en algún momento de la noche. Algo muy probable considerando que al actor le encanta escaparse de los protocolos oficiales y aparecer en las fiestas de los locales en donde ha acabado lavando los platos por el mero placer de sorprender a los improvisados anfitriones.
Entre las divas de la noche robó cámara la actriz Eva Longoria quién dijo sentirse orgullosa de que un mexicano fuera la máxima figura de este Festival. Julianne Moore llegó acompañada de Caroline Scheufele, directora artística de Chopard, la firma de joyería creadora de la Palma de Oro. Tilda Swinton hizo gala de su excéntrica elegancia al lado de Chloë Sevigny que siempre marca tendencia y la bella Selena Gomez.
Un Festival lleno de estrellas en la Competencia Oficial con nombres como el de Almodóvar, Tarantino o Ken Loach, por mencionar algunos, pero que Iñárritu dejó muy claro que la fama o el prestigio no afectarán el acercamiento que se tenga ante estas obras, “me gustaría que todos veamos los filmes sin saber quién los dirigió. Deberíamos ver las películas sin pensar en género, fama, nacionalidad o reputación y esa es la forma en la que apreciaremos cada obra por respeto al cine”, aseguró.