Harán historia

Mañana será la primera vez que porristas masculinos participen en el Super Bowl en sus 53 años de historia

Natalia Piña
El Diario
sábado, 02 febrero 2019 | 06:00

Durante la edición 53 del Super Bowl este domingo, los hombres no solo harán historia dentro del campo de juego, sino también a un lado de él.

Pues ahí es donde se podrá ver a los animadores Quinton Peron y Napoleon Jinnies, quienes aparecerán cuando los jugadores de los Patriotas y los Carneros no estén en el área de confrontación en el Estadio Mercedes-Benz de Atlanta. 

Ellos dejarán su huella en el Super Bowl al participar como los primeros hombres porristas en toda la historia de la final de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL por sus siglas en inglés).

Peron y Jinnies pertenecen a un grupo de porristas de 40 miembros de los Carneros, el cual ha roto barreras de género mientras su equipo de futbol americano se ha hecho de un lugar en la gran final. 

“Ha sido un viaje lleno de emociones”, dijo Napoleon de 28 años al periódico Los Angeles Times y agregó: “Ha sido la temporada perfecta”.

Sin embargo, la temporada comenzó de manera ‘imperfecta’ para los animadores en agosto, cuando durante el primer juego de exhibición en casa de los Raiders de Okland, algunos de los fanáticos los abuchearon, sin mencionar las burlas de las que fueron objeto en redes sociales. 

“Lo que pasó ahí afuera lo hemos sabido sobrellevar porque sabemos quien nos cuida la espalda”, dijo Peron, de 26 años y continuó: “Nuestra familia nos cuida las espaldas, nuestras compañeras nos cuidan y la ciudad de Los Ángeles nos tiene”.

En las dos temporadas pasadas de los Carneros, desde su regreso a Los Ángeles, ningún hombre intentó unirse al equipo de porrista, a pesar de que nunca hubo una regla en contra de.

Otros equipos, como los Potros de Indianápolis y los Cuervos de Baltimore, han tenido hombres en sus equipos antes, según reportó el sitio USA Today, pero Quinton y Napoleon son los únicos que han bailado junto a sus compañeras porristas, haciendo los mismos pasos durante toda la temporada. 

Para Peron y Jinnies, el Super Bowl significa una plataforma definitiva para inspirar a futuros porristas hombres. 

“Hemos sido contactados por tantos hombres que están tan emocionados por audicionar, y no solo hombres de nuestra edad, hombres jóvenes que intentan unirse a sus equipos de animación en sus escuelas”, afirmó Peron al programa Good Morning America. “Es emocionante ver que la marea esta cambiando un poco”.

Peron es un bailarín y coreógrafo profesional que tuvo la idea de unirse al equipo de porristas mientras veía un juego de los Lakers; “Estaba viendo a las chicas de los Lakers y pensé: ‘¿Por qué no puedo hacer esto?’”, dijo. 

Y Jinnies es un bailarín profesional y maquillista que se animó a unirse mientras estaba bailando con unos amigos durante un espectáculo en Disneyland; “Estábamos casualmente hablando sobre audiciones y pensé: “¿Por qué no solo me presento?’”, relató.



Fue dificil: Levine

Adam Levine, líder de Maroon 5, aseguró que la decisión de actuar en el show del medio tiempo del Super Bowl no la tomó a la ligera y que nadie le dio más vueltas al asunto que él.

"Nadie pensó más al respecto que yo. Nadie puso más cabeza y corazón en esto (la decisión) que yo. Hablé con muchas personas, pero lo más importante es que me aislé de todo el ruido, me escuché a mí mismo y tomé una decisión sobre cómo me sentía.

“Nunca me sentaré aquí y lo negaré. Creo que no haber hecho eso hubiera sido profundamente irresponsable, declaró el cantante estadounidense al portal ET. 

Levine, de 39 años, también reveló que la actuación en sí misma será un mensaje.

"Creo que queríamos asegurarnos de que pudiéramos hablar una vez más a través de la música ... una vez que procesamos estas cosas, tuvimos que mirar hacia adentro e introspección y pensé: '¿Cuál es mi mejor herramienta, sabes? ¿Qué es lo que puedo usar para expresarme? ¿La mejor manera para que la banda se exprese, y cómo lo vamos a hacer este año? ¿Qué le debemos a la gente?", afirmó.

La polémica se dio desde hace unos meses, cuando, en solidaridad con el jugador de la NFL Colin Kaepernick, estrellas como Rihanna rechazaron participar en el show del Super Bowl.