Espectáculos

Gastan la fórmula

Las Kardashian ya no necesitan su reality show para llegar a la audiencia; Snapchat , Instagram y Tik Tok son sus nuevas ventanas

De la Redacción

miércoles, 09 septiembre 2020 | 17:21

¿Qué dice el final de "Keeping Up With the Kardashians" sobre la cambiante industria de la televisión?

Desde que se estrenó "Keeping Up With the Kardashians", en 2007, el reality show ha sido un incondicional que genera índices de audiencia y llama la atención para el canal E! de la cadena NBCUniversal. Todo eso terminará el próximo año cuando el programa concluya su emisión después de su vigésima temporada.

Ni el clan Kardashian-Jenner ni la cadena, propiedad de Comcast, dijeron por qué se estaban separando. 

Kim Kardashian publicó en Instagram “gracias al canal E! por ser nuestro socio".

"Siempre apreciaremos los maravillosos recuerdos y las innumerables personas que hemos conocido en el camino", dijo el comunicado, que también apareció en las cuentas de otros miembros de la familia. NBCUniversal dijo.

Pero quizás NBCUniversal no quiso seguir pagando tanto dinero por un programa que estaba disminuyendo en el rating, dijeron analistas. 

En 2017, las Kardashians renovaron su acuerdo con E! hasta 2020. El acuerdo estaba valorado en al menos 100 millones de dólares, según la revista Variety.

La compañía de medios también acaba de cancelar su antiguo programa “E! Noticias” después de 29 años.

Su relevancia no está en la televisión, su relevancia está en Snapchat y las redes sociales

La recesión económica causada por los cierres por coronavirus ha ejercido más presión sobre los hogares para que abandonen los paquetes de cable tradicionales, lo que ata a las audiencias a la televisión en línea.

La disminución en los índices de audiencia de la televisión en vivo se manifestó durante la transmisión de "Keeping Up With the Kardashians". Sus índices de audiencia alcanzaron su punto máximo con el final de la temporada 4 en febrero de 2010, que tuvo 4.8 millones de espectadores en total, según cifras de Nielsen. El episodio más reciente tuvo solo 810 mil espectadores.

Las empresas de medios tradicionales han intentado adaptarse al vuelo de la televisión en línea lanzando sus propios servicios de transmisión. El contenido adicional de Kardashian seguramente podría haber sido un beneficio para el servicio naciente de NBCUniversal, Peacock, que se enfrenta a una dura competencia en el creciente mercado de transmisión.

Pero las Kardashian tienen sus propias formas de aprovechar a sus seguidores masivos en línea y mantenerse al día con la Generación Z que inunda las nuevas aplicaciones. 

La pandemia ha aumentado la popularidad de las aplicaciones de transmisión de video gratuitas como TikTok, ya que las personas buscan nuevas formas de entretenerse en casa. 

A diferencia de la televisión de paga tradicional, plataformas como YouTube y TikTok rastrean los videos que ven sus usuarios y hacen recomendaciones, lo que podría ayudar a las Kardashian a ponerse frente a los ojos más jóvenes.

Mucho antes del surgimiento de TikTok, las Kardashian demostraron la capacidad de mantenerse por delante de sus rivales famosos cuando se trataba de cortejar seguidores digitalmente con sus propias aplicaciones, cuentas sociales e incluso un videojuego móvil (“Kim Kardashian: Hollywood”). Kourtney Kardashian se pudo ver este verano publicando con la influencer de TikTok Addison Rae. El trabajo de los influencers de marca en las redes sociales es una forma obvia para que continúen mostrando su poder.

“Su relevancia no está en la televisión; su relevancia está en Snapchat y las redes sociales”, dijo Eunice Shin, socia de la consultora de marca y negocios Prophet. “Son absolutas especialistas en marketing de marca, y para eso existen. No necesitan necesariamente la televisión para hacer eso".

Nadie se sorprenderá si las Kardashian terminan con un acuerdo de producción de gran éxito con Netflix o una de las muchas empresas que persiguen el conteo de suscriptores y la valoración del mercado. El príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron la semana pasada un lucrativo pacto de producción con el gigante del streaming Netflix, aunque no está claro qué tipo de programación introducirán en el servicio.

(Con información de L.A. Times)

Te Puede Interesar