Espectáculos

En carne viva y vulnerable

En una nueva etapa de su vida, sobrio y dispuesto a reinventarse, Ben Affleck regresa al cine como actor y director en The Way Back

The New York Times

The New York Times

sábado, 22 febrero 2020 | 18:37

Los Angeles— Este es Ben Affleck, en carne viva y vulnerable, hablando extensamente y por primera vez acerca de estar sobrio (otra vez) y tratando de retomar su carrera (otra vez).

Affleck, quien ganó el Oscar como escritor y director por su película Argo, mejor conocido como actor –y sí, como alcohólico, divorciado y orgulloso poseedor de un mítico tatuaje en la espalda– tiene cuatro películas a estrenarse este año.  Una vez que ha sido sustituido como Batman y que sus actuales películas están ya en el archivo, incluida su primer película en cuatro años donde él escribe, dirige y actúa: “The Way Back”, un drama deportivo que llegará a los cines el 6 de marzo. Affleck actúa como un renuente entrenador de básquetbol preparatoriano con severos problemas –donde es un voluntarioso y alcohólico que tiró su matrimonio por la borda y cayó en rehabilitación.

Sí, usted leyó bien

 “Personas con comportamiento compulsivo y no, no soy uno, tiene esta clase de descontento y todo el tiempo tratan de desaparecerlo”, dijo hace un par de domingos durante una entrevista en Los Ángeles.

“Tratas de sentirte mejor comiendo, o bebiendo, o teniendo sexo, o apostando, o comprando o con lo que sea. Pero al final, tu vida sólo empeora. Entonces haces más de todo eso para que el descontento se vaya. Es allí cuando el verdadero dolor comienza. Se convierte en un círculo vicioso que no puedes romper. Esto fue lo que finalmente me pasó a mí.

Se limpia la garganta. “Bebí relativamente normal por mucho tiempo. Lo que pasó fue que bebí más cuando mi matrimonio se hizo pedazos. Esto fue en 2005, 2006. Mi alcoholismo, por supuesto, ocasionó más problemas maritales”.

Affleck se casó con Jennifer Garden, con quien tuvo tres hijos, terminando en 2018 después de una larga separación. Dijo que todavía siente culpa, pero que ha dejado su vergonzoso pasado atrás.

 “De lo que más me arrepiento en mi vida es de este divorcio,” continua con una notable tensión. “La vergüenza es realmente tóxica, no hay nada productivo en ella. Sólo esconde los sentimientos de baja autoestima y odio por uno mismo”.

Suspira y exhala lentamente, como si eso lo calmara un poco. “No es saludable obsesionarme con los errores, la recaídas, y molerme a golpes por ello,” dijo. “Ciertamente cometí errores y he hecho cosas de las que me arrepiento. Pero tienes que levantarte, aprender de eso, aprender algo más, tratar de seguir adelante.”

¿Por qué elegiste realizar una película sobre un alcohólico? “Los beneficios. Lo encontré bastante terapéutico”.

Affleck, de 47 años, ha estado trabajando para traer su carrera de vuelta. Para algunos, Affleck todavía es el tipo que rompió el corazón de Jennifer Garner y que fue acusado de propasarse con una presentadora de televisión en 2003. “Actué inapropiadamente”, dijo en 2017 sobre el incidente.

Creciendo en Massachusetts, Affleck vio a su padre ebrio casi todos los días, “Mi padre nunca estuvo sobrio hasta que tuve 19 años”, dijo. “Entre más viejo me hago, más comprendo que mi padre hizo lo mejor que pudo. Hay mucho alcoholismo y enfermedades mentales en mi familia”. El hermano menor de Affleck, Cassey, ha hablado sobre su propio alcoholismo y sobriedad. Su abuela materna se quitó la vida en un motel cuando tenía 46 años. Un tío se suicidó con un escopeta y una tía fue adicta a la heroína.

“Me tomó mucho tiempo admitir profundamente que soy un alcohólico. El siguiente trago no será diferente”, dijo.