Espectáculos

El príncipe Harry bebió y se drogó para calmar el dolor por la muerte de Diana

Reveló que tuvo ataques de pánico mientras luchaba por hacer frente a las presiones de la vida real

Agencias

viernes, 21 mayo 2021 | 07:11

Agencias

El príncipe Harry ha dicho que bebió mucho, usó drogas y tuvo ataques de pánico mientras luchaba por hacer frente a las presiones de la vida real a sus casi 30 años, informó CNN.

Harry habló sobre su salud mental con Oprah Winfrey, en una amplia entrevista que tiene como objetivo eliminar el estigma en torno al tema.

Habló de la pérdida de su madre durante el programa y dijo que de niño estaba "muy enojado con lo que le pasó". El duque de Sussex, que tenía 12 años cuando murió la princesa Diana en 1997, dijo que en los años siguientes pocas personas a su alrededor hablaron de su muerte.

Harry también reveló que se enfrentó a ataques de pánico y ansiedad severa cuando era adulto.

"De los 28 años a probablemente  los 32 fue una época de pesadilla en mi vida", dijo.

Como joven miembro de la realeza con un estilo de vida fiestero, Harry apareció con frecuencia en la prensa sensacionalista del Reino Unido.

El príncipe dijo que bebió mucho mientras no estaba contento. "Probablemente bebería el equivalente a una semana en un día, un viernes o un sábado por la noche", le dijo a Winfrey. "Y me encontraba bebiendo no porque lo disfrutara, sino porque estaba tratando de enmascarar algo".

"Estaba dispuesto a beber, estaba dispuesto a tomar drogas", dijo, y agregó: "Estaba dispuesto a intentar hacer las cosas que me hacían sentir menos como me sentía".

La serie con Winfrey llega después de que participó en varias entrevistas de alto perfil en las que habló sobre su salud mental y su vida en el centro de atención real.

"El yo que no puedes ver" se centra en historias destinadas a levantar el velo sobre el estado actual de salud mental. Harry co-creó y fue productor ejecutivo del programa con Winfrey.

También presenta apariciones de celebridades como la cantante Lady Gaga, la actriz Glenn Close y el jugador de la NBA DeMar DeRozan, quienes hablan sobre sus experiencias de mala salud mental.

close
search