Espectáculos

Disfrutan el Vive Latino a pesar del covid-19

Lejos de mostrar temor, la alegría invadía a los asistentes, que aparentaban estar más confiados tras pasar revisiones con pistolas para medir la temperatura

Reforma

sábado, 14 marzo 2020 | 18:08

A pesar de las medidas preventivas que se están aplicando en todo el mundo al ser declarado el coronavirus como pandemia, la música en el Vive Latino sobrevive.

Tras ajustes de horarios, la edición 21 del festival arrancó con fans apasionados que, como protección, compraban gel antibacterial y cubrebocas afuera del Foro Sol con vendedores ambulantes. 

Si bien en el acceso abundaron guantes, cubrebocas y pistolas para tomar la temperatura con el fin de evitar contagios, dentro del festival son pocos los asistentes que pasean con alguna protección y con carteles con leyendas como "¡Nos la pela el coronavirus!".

Aún quedan espacios vacíos en los escenarios como el Indio, entarimado principal que recibirá a los estelares Guns N' Roses en la noche de este sábado, incluso cerca de la barricada que los separa.

Como si la cumbia fuera medicinal, a las 16:00 horas en el proscenio principal la gente se puso a bailar al ritmo de Damas Gratis, mientras que otros, más cerca de los artistas, se fundieron en un abrazo mientras no paraban de saltar.

En el piso, había algunos vasos de fans confiados quienes necesitaban tener las manos libres para tomarse fotos y grabar videos.

Lejos de mostrar temor, la alegría invadía a los asistentes, que aparentaban estar más confiados tras pasar revisiones con pistolas para medir la temperatura.

Los baños son constantemente limpiados por el personal que sí cuenta con uniforme y protección, además de que cada zona cuenta con dispensadores de gel.

Dentro de las amenidades, el evento ofrece juegos mecánicos como las sillas voladoras, una rueda de la fortuna, áreas de lectura y descanso y distintos shows de lucha libre propiciados por la AAA y stands de comedia por Casa Comedy, con standuperos como Fran Hevia, quien se presentó vistiendo overol y guantes, haciendo bromas del brote.

Él área de comida dejó a disposición una gran variedad en su menú de alimentos desde tacos, hamburguesas y hot dogs hasta woks, los cuales eran servidos por personal con guantes y cubrebocas y se acompañan por un par de guantes para los consumidores.

Ante los síntomas que provocaba el calor vespertino, el remedio era la cerveza, cuyo alivio debía durar para que los 70 mil fans, cifra oficial, logren aguantar el resto de la jornada con los actos de The Cardigans, Chetes, The Rasmus y Carlos Vives.