Discrepan cineastas por Cien Años de Soledad

La novela de Gabriel García Márquez será adaptada a formato de serie

Reforma
jueves, 07 marzo 2019 | 09:24
Reforma

Ciudad de México— Gabriel García Márquez consideraba a Cien Años de Soledad una novela inadaptable y así debería quedarse, opinó el cineasta mexicano Arturo Ripstein.

Este miércoles, Netflix anunció un acuerdo con los herederos del Premio Nobel colombiano, Rodrigo y Gonzalo García, para adaptar su novela más famosa, publicada en 1967, a formato de serie.

La noticia ha provocado todo tipo de reacciones, pues es de dominio público la reticencia de "Gabo" a que esa obra, clásico universal de la literatura, llegara a la pantalla.
"García Márquez, cuando salió la novela y tuvo ofertas (del cine), decía que no la iba a soltar porque no era adaptable. Probablemente tenía razón, él la conocía mejor que nadie. ¿Quiénes somos para contradecirlo?", se quejó Ripstein por teléfono, tras enterarse del proyecto.
El realizador, quien sí llevó al cine, en 1999, otra obra del escritor (El Coronel No Tiene Quien Le Escriba), confesó que sólo vio una manera de trasladar la saga sobre el pueblo de Macondo y los Buendía.
"Me interesó muchísimo un episodio. Le dije: 'A mí me gusta mucho ese cachito, estas 11 páginas, vamos a hacer una película con esto'. Entre que sí y que no, se perdió la idea", recordó.
Entre las exigencias de los hijos del narrador para Netflix están que el proyecto sea en español y se quede en Latinoamérica.


Alza Arau la mano

Alfonso Arau, director del filme Como Agua para Chocolate y amigo de García Márquez, aplaudió el proyecto y hasta se postuló para hacerse cargo.

"Ojalá me inviten para dirigir aunque sea un capítulo. Es uno de mis libros favoritos. El proyecto debe quedarse con gente que entienda el realismo mágico, porque mucha gente no lo entendió.

"Se hicieron películas con guiones de 'Gabo' y no resultaron bien. No es fácil, el realismo mágico tiene sus reglas, y algo de eso usé en Como Agua para Chocolate", mencionó Arau del otro lado del auricular.

El cineasta, quien en los 70 se reunía con el escritor y otros intelectuales en cafés de la hoy Zona Rosa, fue uno de los tantos que quisieron llevar Cien Años... al cine.

Relató que en los 80, junto con un magnate italiano de la industria automotriz, le ofrecieron al autor 5 millones de dólares por los derechos.

"Me dijo que no se iba a hacer una película de eso ni nada porque todo el mundo tenía que respetar el libro. Cuando murió (en 2014) me acerqué con su hijo, quien me dijo que era voluntad de su padre que no se hiciera una película.

"Esto (lo de Netflix) es una verdadera sorpresa. El mundo cambia, la vida cambia, han surgido las series y hay de todo. Yo creo que esta será maravillosa".