Espectáculos

Describen victoria en el Oscar

Sucede en un instante: el presentador abre el sobre, pronuncia un nombre y la vida y carrera del ganador cambian para siempre

Agencias / Lupita Nyong'o no puede contener la emoción al recibir la estatuilla

Associated Press

viernes, 07 febrero 2020 | 16:32

Los Angeles— Sucede en un instante: el presentador abre el sobre, pronuncia un nombre y la vida y carrera del ganador del Oscar cambian para siempre.

Para algunos, los primeros momentos tras ganar un Premio de la Academia fue como una experiencia extracorporal: llegó como un shock, el recuerdo es borroso, se sintieron desorientados.

A continuación, cómo seis ganadores recuerdan esos primeros momentos tras escuchar "Y el Oscar es para..." y sus nombres.

ENCANTADA DE CONOCERTE

Lupita Nyong'o fue adorada a lo largo de la temporada de premios antes de ganar el Oscar en 2014, tanto por su actuación en "12 Years a Slave".

Cuando anunciaron su nombre como ganadora del premio a la mejor actriz de reparto, se cubrió el rostro mientras aquellos a su alrededor, incluidos John Travolta, Brad Pitt y su hermano, la felicitaban.

"Recuerdo que estaba muy desorientada y entonces Liza Minnelli me agarró y me dio el abrazo más fuerte. Y yo decía, 'Maravilloso. Gracias. Encantada de conocerte'", recordó Nyong'o riendo.

EL OSCAR EN EL PISO

A veces uno no tiene más remedio que poner la estatuilla en el piso.

Así le sucedió a Alan Arkin, quien ganó mejor actor de reparto en 2007 por "Little Miss Sunshine" ("Pequeña Miss Sunshine").

Poco después de recibir la estatuilla, Arkin la colocó en el piso del escenario y buscó en un bolsillo de su chaqueta. "Sé que no se supone que deba leer, pero sería totalmente incoherente si no lo hiciera", dijo Arkin antes de pronunciar su discurso.

Años después, contó que fue un momento sobrenatural.

"Lo recuerdo vívidamente. Uno deja su cuerpo y alguien más queda a cargo y así fue por unos tres días. Yo no estaba ahí. Estaba en algún otro lado. No sé dónde estaba, no sabía dónde estaba", dijo Arkin. "Mi cuerpo estaba en dos sitios diferentes".

RUSSELL CROWE ME DIJO QUE NO LLORE 

Los Oscar de 2003 fueron un asunto de familia para Nicole Kidman, quien trajo a sus padres y a su hija a la ceremonia.

Denzel Washington anunció la categoría de mejor actriz y cuando dijo su nombre, Kidman abrazó a su madre primero. 

"Russell Crowe me dijo que no llore si me toca subir y ahora estoy llorando", dijo Kidman antes de agradecerles a los realizadores de "The Hours" ("Las horas").

Cuando le preguntaron sobre ese momento el mes pasado, Kidman dijo que recordaba "solamente que estaba en shock absoluto, shock total. Era muy joven y como que todo me estaba dando vueltas".

"Recuerdo que mi mamá y mi papá estaban ahí, y recuerdo que fue sencillamente uno de los momentos más maravillosos de mi vida".

DENZEL FUE MI PUNTO FOCAL

Cuando Jordan Peele ganó el Oscar al mejor guion original en 2018 por "Get Out" ("¡Huye!"), fue Kidman quien llamó su nombre.

La audiencia de inmediato saltó de sus asientos, incluida la también nominada Greta Gerwig. Todos permanecieron de pie mientras Peele aceptaba su trofeo y comenzaba a hablar.

"Recuerdo que subí al escenario y miré hacia abajo y la gente estaba parada, lo cual era una locura. Y justo en el medio estaba Denzel Washington", dijo Peele, apuntando que Washington aplaudía con entusiasmo. "Fue lo más loco del mundo. Él es, tú sabes, es lo máximo. Así que ese fue Denzel fue mi punto focal".