Dejó a Leo por una vida mejor

Gisele Bündchen cambió su estilo de vida y ahora disfruta su matrimonio con Tom Brady

Agencia Reforma
sábado, 02 febrero 2019 | 06:00

Ciudad de México— Aunque admite que estaba muy enamorada de él, Gisele Bündchen decidió terminar con Leonardo DiCaprio al darse cuenta de que esa relación ya no era buena para ella.

En entrevista con la revista Porter, la modelo brasileña recordó que en 2005 vivía una de las crisis más fuertes de su vida, pues el trabajo la ahogaba a tal grado, que comenzó a tener ataques de pánico, sin contar con que sus hábitos eran bastante malos.

“Cuando tenía esos episodios de pánico, sentía que no podía contarle a nadie. Pensaba que quizá no tenía derecho a sentirme así, considerando que otras personas enfrentaban cosas mucho más complicadas. Así que suprimía mis sentimientos, pero entre más los escondía, peor eran los ataques”.

Gisele compartió que en esa época había perdido el control de su vida, pues se alimentaba básicamente de frapuchinos, fumaba mucho y bebía mucho vino. Dijo que llegó un momento en el que estuvo a punto de lanzarse de un balcón, pero entonces decidió que necesitaba cambiar sus hábitos.

Y entonces dejó el azúcar, la cafeína, el alcohol... y a Leonardo.

“Cuando dejé de adormecerme con cigarros, bebidas y exceso de trabajo, me volví más consciente de las cosas que había elegido ignorar. ¿Estaba sola en esta seria búsqueda de mi alma, mientras él quería seguir en el mismo lugar? Al final, desafortunadamente, la respuesta fue que sí”.

Al parecer, el actor, famoso por su predilección por salir con modelos, no estaba interesado en dejar los placeres mundanos. Pero la modelo tenía la convicción de que la vida era algo más profundo.

Por eso, pidió a su representante que aceptara menos proyectos laborales, comenzó a trabajar con un instructor de yoga y a embarcarse en largos periodos de meditación (a veces realizaba retiros de silencio por varios días).

Gisele conoció al futbolista Tom Brady en 2006 y se casaron tres años después. Hoy son padres de dos hijos: Benjamin y Vivian.