Espectáculos

Deja eco en la frontera

Fueron al menos 9 ocasiones en las que Neil Peart, baterista de Rush fallecido ayer a los 67 años de cáncer cerebral, se presentó junto a Geddy Lee y Alex Lifeson en el área de El Paso y Las Cruces.

Pepe Solares / El Diario

sábado, 11 enero 2020 | 06:00

Fueron al menos 9 ocasiones en las que Neil Peart, baterista de Rush fallecido ayer a los 67 años de cáncer cerebral, se presentó junto a Geddy Lee y Alex Lifeson en el área de El Paso y Las Cruces.

En junio de 1976 los canadienses realizaron su primera presentación en el campus de la Universidad de Texas en El Paso. 

La agrupación regresó a la frontera para presentarse en dos ocasiones en el Coliseo en los meses de enero y octubre de 1977. En 1983, 1984, 1992 y 1994 ofrecieron conciertos en el auditorio Panamerican de la Universidad de Nuevo México en Las Cruces. 

Las últimas dos presentaciones de la agrupación en esta área se realizaron en el Don Haskins Center de UTEP, el 30 de noviembre de 1996 y el 14 de junio de 2011. Maestro del ‘air drumming’ Los aficionados a la música tienden en ocasiones a realizar movimientos al ritmo de la canción que escuchan, y pretenden con ello hacer alusión a la ejecución de algún instrumento. 

En el caso de la batería le llaman ‘air drumming’ que traducido al español es como dar tamborazos al aire. 

En dos ocasiones tuve el privilegio de ver en vivo a Neil Peart, además de la satisfacción de escucharlo ejecutar con maestría cada golpe en su batería hubo otro detalle que se quedó en mi memoria. 

Una vida dedicada al arte

Observando las reacciones del público era imposible pasar por alto el hecho de que al menos un 90 por ciento de los asistentes imitaba en el aire todos los movimientos del músico; todos quisimos ser bateristas en algún momento gracias a la influencia de Peart. Neil fue sin duda ‘El Baterista’ de la historia del rock.

Rolling Stone recuerda que Peart siempre le rindió homenaje a su “héroe” Keith Moon, el baterista de la agrupación de rock británica The Who, que murió en 1978. 

Su batería es la que hizo que canciones como Tom Sawyer destaquen, pero además de por su amor por la música, Peart destacaba como escritor y fue autor de varios libros  

en los que destacaron temas como ciencia ficción, filosofía, humanismo, e inclusive publicó dos videos instructivos en donde enseña algunas de las técnicas que suele utilizar para tocar la batería.

Extravagante y único

Considerado uno de los mejores bateristas de la historia del rock, con un estilo extravagante pero absolutamente preciso, se unió al cantante y bajista Geddy Lee y al guitarrista Alex Lifeson en Rush en 1974. 

Su virtuosa interpretación y letras literarias, que se basaron en Ayn Rand y la ciencia ficción, entre otras influencias, ayudaron a hacer del trío una de las bandas más reconocidas a nivel mundial. 

Su última gira mundial en 2015

Neil Peart se retiró del grupo después de que tocar en su show final el 1 de agosto de 2015, en el Forum en Inglewood, California. Dos años antes, fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 2013. 

Tragedia familiar La primera esposa de Neil, Jacqueline Peart, murió de cáncer en 1998, tras más de 20 años de casados, y apenas 10 meses después de que su única hija, Selena Taylor, muriera en un accidente automovilístico. 

Pear se volvió a casar en el año 2000. Le sobreviven su viuda Carrie Nuttall y su hija de 10 años. 

Entonces Peart empezó a dedicarle más tiempo a su esposa Carrie Nuttal y a su hija Olivia. Esto luego de que en 1997 Selena, la hija de 19 años del baterista, muriera en un accidente de tránsito.