PUBLICIDAD

Espectáculos

‘Defiende’ sus orígenes

El mexicano Manuel García-Rulfo toma las riendas en ‘El abogado del Lincoln’, su primer protagónico en televisión

The New York Times

domingo, 22 mayo 2022 | 09:37

PUBLICIDAD

Los Angeles— Manuel García-Rulfo acababa de conseguir su primer papel protagónico en una serie estadounidense de renombre, cuando se dio cuenta de que Mickey Haller, el personaje principal de ‘El abogado del Lincoln’, es un abogado defensor. Eso significaba que tendría que dar discursos en un tribunal.

“Tengo acento; el inglés no es mi lengua materna”, comentó hace poco García-Rulfo, nacido y criado en México, mientras tomaba un té durante una conversación. “Los primeros días tenía ataques de pánico y todo eso. No tengo ni idea de cómo lo logré, en inglés, con la cantidad de diálogos que tuve que aprenderme. Estábamos rodando y yo decía: ‘No puedo hacer esto’. Iba a renunciar”.

PUBLICIDAD

‘El abogado del Lincoln’, que se estrenó la semana pasada en Netflix, se basa en un personaje creado por el escritor Michael Connelly, que también es creador del personaje de Harry Bosch, protagonista de una franquicia con un éxito rotundo. Mickey, un abogado astuto de Los Angeles, trabaja al interior de varios autos Lincoln –en la serie alterna entre un descapotable clásico y un todoterreno nuevo– mientras se traslada de un juzgado a otro. 

La temporada se basa en gran medida en la segunda novela de Mickey Haller, ‘El veredicto’. (Bosch, que tiene un papel secundario en ese libro, no aparece en la serie de Netflix porque el personaje está ligado a una serie que Amazon comenzó a emitir desde el año 2014 y que ya lleva 7 temporadas).

Un personaje con historia

Para los espectadores que recuerdan que Matthew McConaughey interpretó a Mickey en una película de 2011, ver a García-Rulfo en el papel podría, a primera vista, parecer un desvío.

En realidad, es un regreso: el protagonista de las novelas tiene un padre estadounidense y una madre mexicana, y el equipo creativo de ‘El abogado del Lincoln’ –incluyendo al creador de la serie, el prolífico escritor y productor David E. Kelley (“Big Little Lies”, “Anatomía de un escándalo”)– decidió decantarse hacia la ascendencia materna del personaje a la hora de escoger al protagonista.

Para García-Rulfo también fue un nuevo comienzo. Al día siguiente de terminar el doblaje de la voz de su personaje para la versión en español de la serie –una valiosa habilidad teniendo en cuenta las ambiciones globales de Netflix–, el actor, alto y delgado, se presentó en una cafetería de su barrio de Studio City, en Los Angeles. Con sus hoyuelos apenas visibles bajo una ligera barba incipiente y una boina inglesa, García-Rulfo, de 41 años, parecía al mismo tiempo sorprendido y emocionado, quizás incluso un poco incrédulo, por el giro que acaba de dar su carrera.

Un actor de mucha experiencia

No es que antes de la pandemia no estuviera haciendo nada, con papeles en grandes películas en inglés como ‘Los siete magníficos’, ‘Asesinato en el Expreso de Oriente’, ‘Viudas’ y ‘Escuadrón 6’. Pero cuando llegó la Covid-19, decidió dejar su casa de Los Angeles y refugiarse de nuevo en México, donde creció en un rancho de Guadalajara con un abuelo cinéfilo aficionado a Charlie Chaplin y al cómico mexicano Cantinflas.

Cuando tenía 13 años, sus padres enviaron al joven García-Rulfo a Vermont durante un año para que pudiera mejorar su inglés (aprender a esquiar fue una ventaja extra). Como el Stella Adler Studio of Acting, en Nueva York, y una escuela de payasos en Francia, eran demasiado caros, estudió interpretación en Los Angeles y México. Su carrera despegó con bastante rapidez, aunque sus papeles en Estados Unidos podían ser algo repetitivos: un sicario por aquí, un forajido por allá, un contrabandista para variar.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search