Espectáculos

De Niro y Pacino siempre han estado conectados, pero pocas veces en pantalla

'El irlandés' es oficialmente la tercera vez que colaboran, pero a lo largo de los años siempre han procurado el uno del otro

The New York Times

The New York Times

jueves, 24 octubre 2019 | 07:34

Londres.- No hay placa para honrar el encuentro, y ninguno de sus participantes centrales puede determinar la fecha exacta en que ocurrió, pero en algún lugar de la calle 14 en East Village de Manhattan fue donde a finales de la década de los sesentas, dos novatos actores llamados Robert De Niro y Al Pacino se encontraron por primera vez.

Sus carreras eran prometedoras y ambos disfrutaban de los primeros gustos al trabajo estable y a la notoriedad, y se conocían por nombre y reputación. Compararon sus currículums, se evaluaron mutuamente: Pacino todavía recuerda a De Niro como un hombre con “una mirada inusual y una cierta energía”, y cada uno se alejó preguntándose qué les depararía el futuro.

Medio siglo más tarde, entraron en una suite en un hotel de lujo en el río Támesis para hablar sobre su nueva película, “El irlandés”, con tantas de esas incertidumbres que habían desaparecido hace mucho tiempo. Cualquier cosa que se pueda lograr como actor, De Niro y Pacino lo han hecho prácticamente todo, superando incluso las enormes aspiraciones que tenían cuando eran jóvenes. En el cine le han dado vida a algunos de los más fascinantes y explosivos protagonistas, en películas tan emblemáticas como, “Taxi Driver”, “Scarface’, “Raging Bull” y “The Godfather”.

Al hacerlo, sus trayectorias se han entrelazado inesperadamente. No son solo compañeros y colaboradores ocasionales, sino amigos genuinos que ocasionalmente encuentran tiempo para procurarse, contemplar posibles proyectos y presionarse mutuamente.

“Nos reunimos y hablamos, comparamos notas”, explicó De Niro. “No nos extrañamos del todo. Podríamos extrañarnos el uno al otro”.

Quizás lo más sorprendente de todo es que en un momento en el que podían descansar fácilmente en sus laureles, y a veces se les acusa de haberlo hecho, Pacino, de 79 años, y De Niro, de 76, siguen preocupados por su oficio.

“El Irlandés”, que se estrena en cines el 1 de noviembre y se estrenará el 27 de noviembre en Netflix, está dirigida por Martin Scorsese, y pone a los dos actores en pantalla juntos por tercera vez. La película, un drama criminal de amplio alcance y ambición, es una retrospectiva decididamente consciente del hecho de que eventualmente todo termina.

Esto es un tema con profunda resonancia para Pacino, quien interpreta a Jimmy Hoffa, el presidente inmanejable de la Hermandad Internacional de Camioneros, y para De Niro, que funje como productor de la película e interpreta al personaje principal, Frank Sheeran, un funcionario de Teamsters y mafioso que se dio crédito por el asesinato de Hoffa.

Ambos actores también son conscientes de sus legados, y en “El Irlandés” nos ofrecen actuaciones que son tan vitales como siempre. Solo que ahora, si es que ya no tienen nada más que demostrar al público, encuentran motivación para superar sus propios puntos de referencia y mantenerse al ritmo de los demás.