Espectáculos

De cantar no se olvida

Desde el 2016, el crooner Tony Bennet vive a la sombra del Alzheimer, pero iluminado por el reflector, ya que el escenario y un segundo disco con Lady Gaga lo mantiene vivo

Agencias

Associated Press

lunes, 01 febrero 2021 | 17:32

Nueva York — A Tony Bennett le diagnosticaron la enfermedad de Alzheimer hace unos años, pero esto no ha apaciguado su legendaria voz.

Su familia y su círculo más íntimo venían manteniendo en secreto desde hace más de cuatro años, cuando el diagnostico. Desde entonces ha venido luchando contra la enfermedad pero esa batalla no le ha impedido a los 94 años seguir haciendo lo que le apasiona: música.

La esposa y el hijo del cantante revelaron en la más reciente edición de AARP The Magazine que a Bennett le diagnosticaron el trastorno neurológico irreversible en 2016. 

La revista dice que pasa “momentos cada vez más raros de claridad y conciencia”.

Aun así, continúa ensayando y se reúne dos veces por semana con su pianista de años, Lee Musiker, para sus sesiones musicales de 90 minutos. La revista dice que canta con oído absoluto y una facilidad evidente.

Siete décadas sobre el escenario

La exitosa carrera de Bennett, un adorado intérprete de los clásicos del cancionero 

estadounidense, abarca siete décadas. “Ya no es el viejo Tony”, dijo su esposa, Susan, a AARP. “Pero cuando canta, es el viejo Tony”.

Bennett, de 94 años, saltó a la fama en la década de 1950 y disfrutó de un resurgimiento en los 90, adquiriendo popularidad entre el público joven en parte por una aparición en “MTV Unplugged”. Continuó grabando y haciendo giras constantemente.

Largas sesiones en tiempos difíciles

Su colaboración de 2014 con Lady Gaga, ‘Tony Bennett & Lady Gaga: Cheek to Cheek’, debutó en el primer lugar de las listas de popularidad de Billboard.

La dupla Gaga-Bennett siguió en contacto y entre los años 2018 y 2020, en sesiones espaciadas, ambos artistas lograron grabar una secuela, que ya se encuentra lista y próxima a ser lanzada en la primavera.. 

Las sesiones de grabación fueron largas y se vieron interrumpidas por todo tipo de sucesos. Desde el boom de ‘A Star Is Born’, pasando por ‘Chromatica’ y el Covid-19, frente a claros síntomas de la enfermedad en Tony. Sin embargo el objetivo fue cumplido y el trabajo resultante es calificado como maravilloso. La única salvedad, el artista no hará notas a la prensa tras su lanzamiento.

Cantar es su pasión

"Cantar es todo para él. Todo", dijo Susan Benedetto, esposa de Bennett. "Ha salvado su vida varias veces". 

Los neurólogos alentaron al cantante, que se educó en la tradición del bel canto y comenzó su carrera en 1945, a que siguiera haciendo música y cantando en su casa para mantener su cerebro estimulado, indicó la revista.

El artículo hace referencia a imágenes de las sesiones de Bennett con Lady Gaga, en las que a veces el cantante aparece "perdido y desorientado".

Lady Gaga parece estar al tanto de la condición de Bennett, dice el artículo, a quien se dirige con frases cortas y sencillas que, según los investigadores de la enfermedad de Alzheimer, son las mejores para comunicarse con los que padecen el mal.

“Suenas muy bien, Tony”, le dice ella en determinado momento, a lo que él responde “gracias”.

En pie de Guerra

En una escena, antes de subir al escenario, se describe a Bennett como “completamente desorientado acerca de dónde se encuentra”.

“Pero en el momento en que escuchó al locutor lanzar “Damas y caballeros, ¡Tony Bennett!', se transforma en modo de actuación”, señala el artículo de AARP.

Su última actuación pública fue el 11 de marzo del año pasado en Nueva Jersey, antes de que la pandemia pusiera fin a su gira.

“Para alguien como Tony Bennett, era muy importante el gran impulso que recibía por sus actuaciones”.