Espectáculos

Confecciona Beavan para 'Cruella' pieles dignas de su maldad

El desafío implicó 277 prendas principales sólo para los protagonistas

Fernanda Palacios
Agencia Reforma

lunes, 24 mayo 2021 | 07:31

Tomada de internet

Ciudad de México— En 1961, Disney presentó por primera vez en su filme La Noche de las Narices Frías (101 Dálmatas) a Cruella de Vil, una villana tan cautivadora por su obsesión con las pieles y la moda que incluso contó con su propio tema musical.

De aquel icónico personaje, sin embargo, quedaban muchas capas por explorar, por lo que su hechura será revelada en la película Cruella, que se estrena este jueves en algunas salas de cine y el viernes por Disney+.

Aunque el rol principal recae en Emma Stone, su protagonismo se sustenta en las vestimentas a cargo de la diseñadora dos veces ganadora del Óscar, Jenny Beavan.

"Claro que Cruella era un compromiso masivo porque es acerca de la moda, es acerca de la ropa y es un guion bastante denso.

"Puedes ver un arco completo de este personaje, su viaje desde ser una niña rebelde que ama la ropa a una diseñadora completamente definida con un estilo propio, y había que traducirlo a la vestimenta", destacó Beavan en conferencia.

Dado que el director Craig Gillespie profundiza en los orígenes de la antagonista, la trama presenta a una joven Estella, determinada a hacerse de un nombre en el mundo de la moda en el Londres de principios de los 70, bajo el contexto de la revolución del punk rock y el surgimiento del imperio de la alta costura.

Su talento captará la atención de la Baronesa Von Hellman (Emma Thompson), una leyenda de la industria, cuyo encuentro detonará una guerra que la hará encontrarse con su lado perverso y convertirse en la figura vil y elegante de las secuelas.

"Para ser honesta, fue muy divertido, pero diría que nada fácil. Tuvimos un tiempo ridículo para prepararlo y sí tuve un momento de terror y pánico por no saber si podría lograrlo.

"Pero la historia es tan rica y la oportunidad fue tan grandiosa. Tienes a esta niña punk, todo su crecimiento, sus grandes entradas en estas galas y su evolución hasta convertirse en una diseñadora, además de esta maravillosa baronesa; fue muy divertido, en verdad", compartió la británica, de 71 años.

El desafío implicó 277 prendas principales sólo para los protagonistas, con 47 cambios para el personaje de Cruella y únicamente 16 semanas para llevarlo a cabo, por lo que la creativa se armó de un equipo de primer nivel para lograrlo.

"Tuve un equipo brillante de creadores, cinco diseñadores principales, cada uno centrado en distintas cosas con sus diferentes habilidades:uno para la Baronesa, otro centrado en el icónico vestido rojo, otro en los atuendos elegantes hechos a la medida, otro en estas grandes vestimentas para las apariciones en las galas y uno más creando accesorios muy interesantes.

"Estuve bendecida con este equipo de personas brillantes y estoy segura de que me maldijeron por ciertas cosas que solicité, pero es que fue algo tan grande en lo que todos metimos nuestras ideas y yo moderé un poco lo que se usaba y lo que no, pero fue extraordinario", aseguró.

close
search