Espectáculos

Celebran a Bukowski en su centenario

Periodistas y libreros celebraron su obra y abordaron algunos de los aspectos más escabrosos de la misma

Francisco Morales V.

sábado, 15 agosto 2020 | 17:52

Ciudad de México— Como uno de los autores más socorridos por los lectores jóvenes, pero también como una figura señalada y polémica por la crudeza de sus textos, el escritor Charles Bukowski arriba al centenario de su nacimiento con la estatura de una potencia literaria.

En una charla en línea organizada por la editorial Anagrama, que publica gran parte de la obra del autor germano estadounidense traducida al español, escritores, periodistas y libreros celebraron su obra y abordaron algunos de los aspectos más escabrosos de la misma.

Para la periodista y escritora Mariana Hernández, quien moderó la conversación, Bukowski (1920-1994) es un importante introductor a la literatura.

"Creo que muchos jóvenes entran a otros tipo de textos con lecturas de Bukowski porque nos da esa especie de 'compartir la vida con el chico malo' y 'compartir la bebida con el chico malo' y leer cosas que son, como decimos en México, muy 'al chile', o como se dice en inglés: in your face", reflexionó.

"Creo que es lo que hace un poco: darnos este latigazo con su lenguaje, con estas escenas brutales de sexo, de caca, de alcohol, de borracheras y de llamarle a las cosas como son".

Para el escritor mexicano Bernardo Esquinca, el autor de títulos como La máquina de follar y Cartero se ocupó durante toda su obra en retratar con honestidad a los personajes marginales de la sociedad estadounidense de la segunda mitad del siglo 20.

"Sus personajes siempre son hombres comunes y corrientes, los olvidados del sueño americano: las prostitutas, los borrachos, los vagos, esta gente que no puede encontrar trabajo, que no puede trabajar; el mismo Bukowski vivió eso", expuso.

"Oficialmente, se le considera como un autor del 'realismo sucio' y tiene que ver con esta manera directa, descarnada, de contar las cosas, y yo creo que también con honestidad, una honestidad brutal, pero muy necesaria", detalló.

El narrador Carlos Velázquez, cuya literatura aborda temas similares a los de Bukowski, con el mismo lenguaje directo, estima que la escuela del autor de Escritos de un viejo indecente también es notoria en la literatura mexicana.

"Es, a su vez, la escuela de gran parte de la literatura mexicana que se crea después de los 80, es decir, Luis Humberto Crosthwaite, el mismo Élmer Mendoza, e incluso José Agustín, principalmente José Agustín, abrevan de las corrientes marginales y una de las corrientes marginales más importantes es Bukowski y la literatura beat", ilustró.

La figura misma de Bukowski, quien es considerado uno de los precursores de la autoficción contemporánea, ha ido adquiriendo una estatura mítica con el paso de los años.

"Al final, no era un fracasado (como decían muchos), fue una persona que no participó de la sociedad, de ese juego que te hacen que participes", opinó el librero barcelonés Ángel Tijerín. "Yo creo que se le juzgó como sucio, como un perdedor, como un fracasado y, al final, yo creo que fue el hombre más libre, un hombre que sabía vivir".

Esta vida, sin embargo, le ha granjeado a Bukowski una gran cantidad de denuncias de misoginia y violencia de género, tanto en su biografía como en sus libros. Al respecto, los escritores opinaron sobre cómo ven al autor con la perspectiva del 2020.

"Su obra no me parece misógina; misógino es 'odio a las mujeres'. A lo mejor era un macho, sí, pero son conceptos que pueden estar ligados o pueden no estar ligados, y creo que una obra no se debe juzgar por ahí, se debe juzgar por su valor literario", opinó Bernardo Esquina.

Y añadió: "Yo creo que en la obra de Bukowski no sale bien parado nadie".

Para Velázquez, además, la notoriedad del autor y su gran popularidad también han jugado en su contra.

"Bukowski, en realidad, no fue para mí un escritor que ejerció una violencia de género, porque hay otros casos, que no se hablan y no se dicen, de escritores que sí cometieron actos de violencia muy graves contras sus parejas y, sin embargo, al primero al que se le menciona y al que se le echa la culpa de todo es a Bukowski", contrastó.

Para Tijerín, quien es propietario de la librería On the Road de Barcelona, el camino literario opuesto al de Bukowski, el que evade los temas más escabrosos de la vida, no produce los mejores libros.

"Hay vamos equivocados, porque vamos a crear una literatura que nos va a aburrir, que no nos va a describir y nos va a sumergir en una realidad que no es la nuestra. En nuestro día a día hay violencia, hay alcohol, hay gente tóxica y eso nos gusta: no nos gusta lo correcto, no nos enamoramos de lo correcto", abundó.

De acuerdo con Lluïsa Matarrodona, coordinadora de Anagrama en México, todos los años, entre los 10 libros más vendidos de la editorial, aparecen títulos de Bukowski como Mujeres y La senda del perdedor.

Para Carlos Velázquez, esta vitalidad de los libros del autor, quien mañana, 16 de agosto, llega al centenario de su nacimiento, lo encaminan a volverse un clásico incontestable.

"Va camino a convertirse en un clásico y es un fenómeno muy peculiar: Bukowski se está saliendo con la suya; Bukowski está ganando, porque mucho tiempo ha sido menospreciado y visto como una figura menor o una figura que no había mucho que tomar en cuenta, pero ya está llegando el momento en que la academia y la 'república de las letras' va a tener que aceptarlo dentro del canon de la literatura mundial", concluyó. 

close
search