Espectáculos

Carlos Vives busca sacarte del encierro con la ayuda de Alejandro Sanz, Rubén Blades y Ziggy Marley

El próximo 22 de mayo, según informa Los Angeles Times, Carlos Vives lanzará su nuevo álbum en estudio, “Cumbiana”, en medio de una crisis mundial que lo encuentra ahora mismo encerrado en su casa

El Diario

lunes, 18 mayo 2020 | 12:38

El próximo 22 de mayo, según informa Los Angeles Times, Carlos Vives lanzará su nuevo álbum en estudio, “Cumbiana”, en medio de una crisis mundial que lo encuentra ahora mismo encerrado en su casa de la capital colombiana, pero vinculado todavía a sus actividades artísticas y a proyectos de índole humanitaria.

“Había comenzado a hacer videos para el disco y me encontraba en el Delta del Magdalena cuando pasó todo esto, por lo que me fui directamente a Bogotá, donde vivo desde 1972”, nos dijo el cantante oriundo de Santa Marta, que tiene también una residencia en la ciudad de Miami.

En los últimos días, él mismo ha venido difundiendo imágenes que proceden de ese viaje y que parecen insinuar que se encuentra ahora mismo por allá, aunque lo cierto es que no ha roto la cuarentena para irse de paseo.

“Claro que no; pero sí he aprovechado un poco el cuento de que las personas quieren salir, al menos de manera espiritual y mental, para proponerles un viaje sin abrir las puertas de la casa que los lleve a este territorio donde se originó la música que hago desde hace 27 años, y que partió de los vallenatos y las cumbias para inventarme lo mío”, nos dijo.

“‘Cumbiana’ me da la oportunidad de hacerle un homenaje a un territorio que es uno de los de mayor biodiversidad en el planeta, y que es además un sistema anfibio de ríos, valles y ciénagas donde he encontrado la base de todas nuestras corrientes musicales, que nacieron por allí y se enriquecieron después con la llegada de [los aportes de] Europa y de África”, agregó.

En sus palabras, el disco está compuesto por “canciones comerciales de amor, unas más costumbristas, otras más folklóricas y unas más electrónicas, pero muy cercanas a mostrar con orgullo sus orígenes”, respaldadas siempre por juegos de percusiones que, a diferencia de lo que se cree comúnmente, no provinieron únicamente de África y del Oriente.

Un contenido muy diverso

Este álbum incluye una vistosa colaboración con Alejandro Sanz (se titula “For Sale”, y se lanza el próximo martes como sencillo) donde se traza la conexión que Vives quiere establecer con España, más precisamente, “con el territorio del Guadalquivir”, y se traslada de manera igualmente imaginaria a Panamá en “Canción para Rubén”, una curiosa combinación de vallenato y salsa que es presentada a dúo con el legendario sonero Rubén Blades.

Hay también por ahí una interesante incursión en el reggae (“el hilo”) donde participa Ziggy Marley, hijo del mítico Bob, pero también Elkin Robinson, artista de la isla de Providencia, ubicada en Caribe oriental. “Queríamos hacer algo que relacionara al Caribe tairona, indígena, con el Caribe afroantillano”, retomó nuestro entrevistado. “Y todo viene acompañado por muchas flautas [colombianas], que ya he venido empleando durante mucho tiempo, pero que en este álbum he usado como nunca antes”.

En el plano más íntimo, llama la atención “Rapsodia en LA Mayor”, una pieza muy moderna y medio ‘reggaetonera’ en la que participa vocalmente (y en francés) su hija Elena, de 11 años. “En medio de este proceso, descubrí que a mis hijos les gusta mucho la música; tocan guitarra y mi hija toca el piano”, precisó. “Cuando salió la película de Queen [‘Bohemian Rhapsody’], ella quedó fascinada con Freddie Mercury y se puso a tocar la canción [principal de la cinta], lo que me llevó a hacerle un tema que contara un poco esa experiencia de verla tocar el piano, inspirarse y cerrar los ojos, como una niña que está encontrando la música”.

“Es una pieza muy distinta, porque ‘Cumbiana’ no es un álbum tradicional ni folklórico, sino uno que se alimenta de las raíces para expresarse de manera muy contemporánea”, añadió el sudamericano, que vive actualmente con Elena, su hijo Pedro y su tercera esposa, Claudia Elena Vásquez. “Elena le da un aporte muy especial, porque ella es increíble. Y está trabajando conmigo en el segundo volumen [de ‘Cumbiana’], que ya estamos desarrollando”.

El origen de la felicidad

Vives es un artista que nunca escatima palabras y que, en esta conversación, siguió mostrando el entusiasmo de costumbre por los asuntos musicales que le competen, lo que nos llevó a preguntarle por el método que emplea para mantenerse tan jovial en medio del drama inagotable que atravesamos.

“Cuando empecé en la música se reían de mí, porque les decía que a través del folklore iba a encontrar mi rock’n’roll, que el pop mío iba a nacer de los vallenatos”, recordó el artista, que se inició como actor de telenovelas. “Cuando uno trabaja con las raíces, trabaja con la biodiversidad; empiezas a conocer tu geografía, empiezas a entender los problemas sociales. Eso me da felicidad por lo que hemos hecho y por el camino que escogimos”.

“Tenemos un compromiso con el territorio, y es bueno hablar de estas cosas en un momento en que la gente ha abierto su conciencia para entender qué es lo que no estamos haciendo bien con nuestro planeta”, precisó.

Colombia no ha sido precisamente inmune al Covid-19, y aunque las cifras oficiales de los fallecidos no resultan aparentemente alarmantes (se acercan a los 500), muchas fuentes insisten en que la falta de pruebas de detección indica que no se está contando a las víctimas de forma adecuada, mientras otros informes aseguran que el deseo del gobierno de abrir de manera prematura la economía (un proceso que ya se revirtió) provocó un brote de contagiados que se podría haber evitado.

“Creo que nos está pasando lo mismo que otros países; hay lugares donde se han podido contener más las cosas, otros donde ha habido más desorden, y por supuesto, hay gente que no tiene los mismos privilegios que tenemos otros para poder pasar la cuarentena en un lugar cómodo y con acceso a una buena alimentación”, comentó Vives. “Es un momento muy complicado, pero nuestro trabajo como artistas y como comunicadores es hablar con la gente y servir de algo, más allá de promocionar nuestros discos y nuestros proyectos personales”.

“Yo tengo una fundación con la que trabajo en comunidades en diferentes partes, y hemos logrado hacer alianzas con empresas privadas y con el sector público para poder brindar ayuda, especialmente en lo que corresponde a la alimentación y la medicina”, detalló. “Pero no basta con tener ganas de ayudar, por lo que mantengo una conversación permanente con la región, porque hay muchas cosas que mejorar”.

En sus propios términos

Pese a sus grandes planes para el futuro inmediato, es evidente que la carrera de Vives se verá afectada ante la imposibilidad de hacer presentaciones ante una audiencia por un tiempo indeterminado; pero eso no significa necesariamente que no vaya a haber un show de lanzamiento para “Cumbiana”.

“Yo creo que el primer concierto lo voy a poder realizar en el territorio, aunque no como quisiera hacerlo, con público”, admitió. “A medida que se abran las posibilidades, yo podré al menos viajar con la banda y conectarme con todos a través de las tecnologías actuales para hacer un concierto en vivo. No creo que sea pronto, pero la idea es hacerlo en el Delta del Magdalena o en la Depresión Mamposina, para que todo el mundo sepa de dónde surgió la cumbia, que ahora es de todos los latinoamericanos”.

Recientemente, Vives recurrió al primer sencillo de “Cumbiana”, “No te vayas”, para transformarlo en una campaña llamada “No te vayas de tu casa”, lo que implicaría que respalda las medidas de confinamiento. Pero no parece defenderlas de manera generalizada, como lo demostró luego de que le pedimos su opinión por los manifestantes estadounidenses que se han volcado a las calles para oponerse al confinamiento.

“Es difícil, porque cada quien vive su realidad; quién sabe realmente lo que pasa con toda esa gente que ha salido a protestar, furiosa y armada”, dijo. “Por aquí, las cosas se han complicado mucho en la zona de frontera, en la Amazonía. Pero también ha habido consecuencias por no darle [a la pandemia] la importancia que merecía; se bajó la guardia, cuando en otros lugares se ha manejado todo con una mayor disciplina. Pero lo más importante es que la gente se cuide”.