Espectáculos

Bromas irreverentes

Por sus tantas bromas de burla y crítica para presidentes y políticos, el comediante pago varias multas a Gobernación y fue censurado

De la Redacción

sábado, 29 agosto 2020 | 09:51

En la década de los 70, Manuel el "Loco" Valdés fue censurado después de hacer una broma sobre el Benemérito de las Américas, en una época en la que los héroes nacionales eran intocables.

El chiste le costó la cancelación de su programa El show del Loco. La censura del gobierno de Luis Echeverría fue evidente.

Durante la emisión, el comediante hizo una broma sobre el Benemérito de las Américas, en una época en la que los héroes nacionales eran intocables.

"¿Quién fue el presidente bombero? Pues Bomberito Juárez. ¿Y quién lo ayudaba? Su esposa, Manguerita Maza de Juárez”, dijo el cómico.

Existen diversa versiones sobre lo que ocurrió a raíz del chiste, como que lo sacaron del foro para llevarlo detenido, que lo vetaron de la televisión, o que tuvo que pagar una cuantiosa multa.

Díaz Ordaz ‘Molcas’ era su amigo 

Entre sus anécdotas de vida, el comediante juarense comentó en varias ocasiones que llevaba Amistad con politicos y presidentes mexicanos, con los que llegó a ser compañero de francachelas. Tal es el caso de Gustavo Díaz Ordaz, con quien decía compartió varias bohemias en Los Pinos y a quien comento sólo le llego a pedir una tarjeta de para que su esposa en turno lo dejara pasar a casa por la mañana. 

El fallecido escritor Carlos Monsiváis recordaba otro instante en que “El Loco Valdés” hizo burla a un presidente. Ocurrió en mayo de 1968, en una comida de la revista «Siempre!», en la que a Gustavo Díaz Ordaz le puso de apodo «Molcas», por su cara.

“Se levanta el Loco Valdés y le dice a Díaz Ordaz ‘¡No porque usted Molcas!´”, y seguía “¡No, mi Molcas!”… Le contaba de los marcianos y le hacía todo tipo de demostraciones onomatopéyicas graciosas.

Entonces, toma el micrófono el periodista Roberto Blanco y dice: “Nunca creí en mi vida de periodista, de hombre entregado al servicio de la Patria, de hombre que sacrifica todo por expresar sus convicciones que me tocaría ver que un comicucho se refiera al Presidente de la República como Molcas. ¿Cómo es posible que aceptemos que el presidente de la República, el guardián de las instituciones, sea tratado como Molcas? Yo quiero que el señor Valdés le pida perdón al Presidente”.

A lo que el “Loco” Valdés respondió: “Yo siempre le he dicho así al señor presidente, ¿no es cierto Molcas?”.

Uno sexenio después …

“A ver si son tan inteligentes… a ver: ¿saben dónde está el golfo de México”?, preguntó Manuel “Loco” Valdés”

“Muy fácil, está en el Océano Atlántico”, le respondieron.

“Noooooo… están muy equivocados… el golfo de México está en Japón”…. (y rápido se interrumpió la programación y mandaron a comerciales).

Y es que en esos días el entonces Presidente de la República, José López Portillo, andaba de gira por “el país del sol naciente”.