Espectáculos

Ángela Aguilar ahora es una muñeca

La cantante de 16 años, anunció el lanzamiento de su propia muñeca coleccionable, la cual fue idea de su madre

Reforma
Reforma
Reforma
Reforma
Reforma

Juan Carlos García
Reforma

miércoles, 02 septiembre 2020 | 12:20

Ciudad de México.- Tras lanzar con éxito sencillos como "Tu Sangre en Mi Cuerpo" y "La Tequilera", y llevar en alto el legado de su familia, Ángela, la hija de Pepe Aguilar, está por cristalizar la producción de su propia muñeca coleccionable. 

"Me escanearon completamente, toda como soy yo: mi cara, mi cuerpo... No se parece en nada a una Barbie, porque así no soy yo y lo somos muchas mexicanas", relató la cantante desde su rancho en Zacatecas.

"Tiene la nariz chiquita, nada de pelo rubio. Yo no me identifico más que con mi muñeca. Es una 'mini Angelita', es mi bebé. Siento que debemos tener mucho amor propio y mostrar nuestros rasgos. Estoy orgullosa".

La también influencer compartió que la empresa encargada del proyecto, que tardó más de un año en concretarse, fue Hollywood 3D Printing, que ha trabajado con varios estudios de animación en La Meca del Cine. 

"Me pareció muy interesante el trabajo: hacen muchísimo escaneo para modelaje de videojuegos, y en mi caso fue de pies a cabeza. Miles de imágenes que en conjunto generan el modelo 3D.

"El resultado me lo entregaron un mes después ¡y fue genial!", comentó Aguilar, de apenas 16 años.

Fue su madre, Aneliz Alvarez, quien le propuso la idea de crear su propia muñeca desde hace dos años, cuando fue invitada a la ceremonia del Grammy Latino.

"Estuvimos haciendo muchas pruebas y viendo cómo sería. Por lo pronto salgo con ese vestido que usé en esa premiación, pero más adelante pondremos a la venta otros vestidos, como uno oaxaqueño, bellísimo".

La creación de Diego Medel, quien es su diseñador de cabecera, será la que marque el debut de la muñeca, que será anunciada hoy con detalles y preventa, y que estará disponible en angelaaguilaroficial.com

"Mi papá ya la vio y le encantó, lo único que no le gustó fueron los tacones, ¡no le gusta verme en tacones! Mi abuelita Flor (Silvestre) también la vio, y la amó".