Espectáculos

Adelantado a su época

Little Richard, quien falleció ayer a los 87 años, se enfrentó a la ley en El Paso en 1956 por romper con la moda y los estándares de aquellos años, lucha que marcó su carrera

Agencias
Agencias / Ganaba sólo medio centavo por disco vendido, en comparación con el pago de las estrellas ‘blancas’
Cortesía / Richard se presentó en la vecina ciudad el 31 de mayo de 1975 para acompañar a Chuck Berry

Natalia Piña / El Diario

domingo, 10 mayo 2020 | 06:00

Gracias a la valentía, el coraje y la osadía de algunas personas, el mundo como lo conocemos hoy en día es más tolerante, inclusivo y respetuoso que hace setenta años, cuando ser un hombre afroamericano con cabello largo era un delito.

¿Difícil de imaginar? Tal vez, pero no es un invento. Es un hecho histórico que formó parte de la realidad a la que la leyenda del rock and roll Little Richard, quien falleció ayer a sus 87 años, se tuvo que enfrentar en Estados Unidos en 1950.

En ese tiempo el cantante, compositor y pianista, quien se convirtió en una estrella por el tema ‘Tutti Frutti’ (1955), le abrió el camino a los futuros íconos musicales y con el sólo poder de la música, cambió las ideologías de un sinnúmero de personas a través de sus electrizantes conciertos y de su estética.

Como indica el libro ‘Ready For a Brand New Beat: How “Dancing in the Street” Became the Anthem for a Changing America’ (2013), él desafió los estereotipos de aquella época en todos los lugares a los que iba, inclusive en El Paso, Texas. 

“Fue arrestado en 1956 en El Paso, Texas por ‘temblar’ (bailar) en el escenario”, dice un fragmento del texto. 

Esta situación también se menciona en el libro ‘The Life and Times Of Little Richard’ (1994), donde se asegura que los oficiales fronterizos prestaron especial atención a su largo y oscuro cabello. 

Pese a vivir situaciones como esta, Little Richard nunca dejó de hacer las cosas a su manera y de intentar unir a las audiencias de afroamericanos y anglosajones, siendo un hombre muy adelantado a su tiempo. 

De acuerdo con diversos medios, Little Richard estuvo en tres ocasiones en El Paso, Texas. La primera en 1956, después el 31 de mayo de 1975 en El Paso Civic Center junto a Chuck Berry y la última en 1999.  

Tiempos de injusticias

El arreglista H.B. Barnum, quien tocó el saxofón con Little Richard al inicio de su carrera, en la biografía autorizada ‘La Vida y Momentos de Little Richard’, publicada en 1984 por Charles White, dijo que en aquellos días “aún estaban segregadas las audiencias” en los conciertos que se llevaban a cabo en el sur del país, pero que cuando Little Richard cantaba, “en la mayoría de las ocasiones, antes de que terminara la noche, todos estaban mezclados”.

Durante sus tiempos de éxito en la década de los cincuenta y los sesenta, el cantante no sólo se enfrentó al racismo, la violencia, la segregación o las críticas por su aspecto, sino también a injusticas laborales.

Como algunas de sus canciones no podían ser transmitidas en estaciones de radio para ‘blancos’, distintas compañías discográficas le robaron sus temas e hicieron que el cantante Pat Boone los interpretara para el público caucásico.

Ante esto, Little Richard decidió cantar más rápido la pieza ‘Long Tall Sally’ (1957), para que Boone no pudiera seguirle el ritmo y perdiera el aire al intentar cantarla.

Sin embargo, estás acciones abusivas no lo son todo. El representante del rock and roll ganaba solo medio centavo por disco vendido, en comparación con el pago de las estrellas ‘blancas’, que obtenían de tres a cinco centavos; y no obtuvo regalías por las canciones utilizadas por otros cantantes o en películas.